Publicidad
Publicidad
Jue Sep 29 2016
0ºC
Actualizado 08:32 am

El problema de las cooperativas de trabajo asociado | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-29 05:00:00

El problema de las cooperativas de trabajo asociado

El problema de las cooperativas de trabajo asociado

El problema no es que existan en el país cooperativas de trabajo asociado, lo censurable es que se use esa figura jurídica para crear “pseudocooperativas” cuyo fin real es burlar la legislación laboral, expoliar a los trabajadores, hacer más difíciles las condiciones de subsistencia de amplios sectores de la población y que el Estado no cuente con armas jurídicas y administrativas que realmente sirvan para meter en cintura a tan aberrante desfiguración de esa hermosa institución jurídica y económica que son las cooperativas.

Leer el texto del contrato que algunas de tales cooperativas hacen firmar a quienes tienen la necesidad de acudir a ellas para encontrar trabajo, llama a escándalo. El trabajador debe renunciar a todo lo imaginable. ¿És ello válido?

El Presidente de la República tiene entre sus funciones y facultades el ser policía económica. Es prudente, necesario y urgente que haga uso de tal prerrogativa para ejercer estrecha vigilancia y control sobre las cooperativas de trabajo asociado con el fin de obligarlas a cumplir la Ley y pagarle a sus asociados y trabajadores el conjunto de derechos, mesadas y un salario justo que merecen, acorde con la Legislación vigente.

No puede el Estado argumentar lo que a la prensa bogotana le dijo el Superintendente de Economía Solidaria: “Vigilar y controlar alrededor de 12000 Cooperativas de Trabajo Asociado es una tarea imposible de hacer”.

Si las entidades encargadas de ejercer el papel de policía económica, como es el caso de la Superintendencia de Economía Solidaria, declaran que son incapaces de controlar personas jurídicas que hacen uso abusivo del Derecho y de la posición prevalente que tienen en los contratos que suscriben con sus asociados, lo que realmente está confesando el Estado es que es incapaz de ser Estado. Y eso es inconcebible.

O bien, lo que puede ocurrir es que quien desempeña el cargo de Superintendente de Economía Solidaria no tiene el talante que su destacada posición administrativa exige.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad