El desorden cambiario y el pistón fiscal | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-29 05:00:00

El desorden cambiario y el pistón fiscal

Contin√ļa el escape de los inversionistas¬† hacia la seguridad de los bonos del Tesoro de E.U.; el carrer√≥n hacia el d√≥lar lo ha fortalecido coyunturalmente en los mercados cambiarios: La moneda gringa podr√° estar golpeada, lo mismo que la confianza en la econom√≠a de E.U., pero el T√≠o Sam sigue siendo el due√Īo del mejor alero en tiempos de borrasca. No obstante, el alza del d√≥lar es desordenada, peligrosa y volatil.
El desorden cambiario y el pistón fiscal

A diferencia de la opini√≥n de Juan Camilo Restrepo en su columna en Portafolio,¬† el mundo pronto ver√° c√≥mo los gobiernos y bancos centrales de los pa√≠ses ricos cocinar√°n acuerdos sustanciales para darle un nuevo comienzo a las paridades cambiarias entre el d√≥lar, el euro, el yen, otras divisas de ¬ďpa√≠ses emergentes¬Ē y, eventualmente, el yuan chino. Ser√° un nuevo trato para mantener el d√≥lar como la moneda internacional dominante. M√°s all√° de las medidas de urgencia inmediata, la salida estructural al desorden cambiario actual causado por la crisis de confianza en las instituciones financieras deber√° incluir varias promesas y compromisos:

La promesa gringa de empujar en el Congreso una fuerte reforma fiscal y un aumento de impuestos, apenas pase la recesión que ya se vino encima, para reducir la fuerza del déficit fiscal histórico en E.U.

El compromiso asi√°tico y del Medio Oriente de propiciar un aumento del consumo privado mediante dispositivos crediticios y fiscales, orientado a disminuir el d√©ficit externo hist√≥rico en E.U. La revaluaci√≥n del yuan y la reforma del r√©gimen cambiario chino. Este realineamiento cambiario provocar√≠a un movimiento en igual direcci√≥n de las divisas de los pa√≠ses ¬ďemergentes¬Ē del este asi√°tico. El compromiso de las naciones de la zona euro de aplicar pol√≠ticas expansivas de la demanda interna.

El compromiso de los países ricos de darle al F.M.I. la fuerza institucional y financiera para ser, otra vez, árbitro y proveedor de fondos para sanear la situación financiera y macroeconómica de los países golpeados por esta crisis.

Para la puesta en marcha de este nuevo trato no existe una autoridad mundial o un mecanismo de coordinación que ya haya sido puesto a prueba. Pero existe un sentido de urgencia en los gobernantes. Aparecerá una nueva plataforma institucional para administrar la volatilidad cambiaria y financiera y para enfrentar la recesión de la economía global.

En América Latina, Brasil y Méjico serán actores de cierta importancia. Chile estará en segunda fila. Argentina y Venezuela la verán negra. Colombia tiene fortalezas internas pero será actor de reparto.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad