Publicidad
Publicidad
Lun Sep 26 2016
20ºC
Actualizado 10:37 am

El desgaste de los ministros | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-01 05:00:00

El desgaste de los ministros

El desgaste de los ministros

Ellos, fuera de ser las cabezas administrativas de cada ministerio, son la imagen del Presidente, son quienes vuelven realidad las iniciativas gubernamentales en el Congreso de la República, quienes entran en contacto con las regiones, con los líderes cívicos y los más diversos estamentos de cada rincón del país.

Por eso es una ley natural de la práctica política el que el diario trajín los desgasta y las crisis los vuelven ineficaces pues su labor es muy complicada. Esto actualmente se vive y siente (cada vez más) en relación con varios ministros del gabinete de la administración Uribe Vélez.

En la Colombia de hoy por lo menos tres ministros del actual gobierno son el centro de la discordia nacional, causándole gran daño a la imagen del Primer Mandatario, así éste por sus ejecutorias tenga gran química con un grueso número de colombianos.

El espectáculo que brindó esta semana Fabio Valencia Cossio como ministro del Interior en la plenaria de la Cámara de Representantes, en aquella sesión en que se hundió definitivamente el proyecto de Acto Legislativo que permitía la reelección presidencial en el año 2014, daba grima. Incapaz de tomar la vocería del gobierno, impotente como líder, tuvo que resignarse a ser un testigo de piedra de lo que ocurría. Está demostrado que ya no tiene “la química” necesaria para solucionarle problemas al gobierno, aparte del problema de su hermano Guillermo León (por el que por ética ha debido renunciar). Es un ministro que se ha desgastado demasiado.

Mucho más grave es el caso del ministro de Protección Social y del Trabajo, Diego Palacio. El inmenso desconocimiento que tiene del mundo sindical y de la dinámica de las relaciones obrero patronales lo han convertido en el dínamo impulsor de conflictos sindicales. Más de 50 movimientos del sector trabajador están a las puertas y todas las semanas estalla una nueva huelga. ¿Es prudente que siga como ministro alguien tan ineficaz en materia laboral como el, tan dogmático y proclive a criminalizar dirigentes sindicales y sociales?

Juan Manuel Santos está en el eje del huracán del difícil momento que atraviesa el Ejército y es suya la responsabilidad política de la más negra página que a nivel internacional ha atravesado tan cara institución patria. Se le salió de las manos el manejo de la cruda realidad que se vive al interior de varias guarniciones militares.

El Presidente Uribe, cual los directores técnicos de fútbol, está en el momento en que debe decidir si hace cambios o no. Pero si demora los relevos, le causará gran daño a su equipo y al resultado del encuentro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad