Publicidad
Publicidad
Vie Sep 30 2016
22ºC
Actualizado 02:12 pm

Homenaje en Oiba | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-01 05:00:00

Homenaje en Oiba

Tom√°s Vargas Osorio ¬ďes uno de los m√°s bellos esp√≠ritus que hayan visto la luz en la tierra santandereana¬Ē, escribi√≥ Jaime Ardila Casamitjama.
Homenaje en Oiba

La Academia de Historia se hizo presente en¬† homenaje que Oiba le brind√≥ para conmemorar el primer centenario de su nacimiento.¬† El Alcalde Carlos M. Dur√°n Rangel, las directoras de colegios, el pueblo oibano estuvieron presentes en el acto. Intervine para exaltar la vida y obra del gran letrado, a quien conoc√≠ en Bogot√°; hab√≠a sufrido la amputaci√≥n quir√ļrgica de una pierna, para cortar dolencia que lo llev√≥ a la tumba, cuando ostentaba 33 a√Īos. Escritor, poeta, pol√≠tico brillante, pero b√°sicamente periodista, sirvi√≥ en El Tiempo, El Espectador y Vanguardia Liberal, que dirigi√≥.

Jaime Mej√≠a Duque estudi√≥ su obra po√©tica, referida ¬ďal tiempo, la muerte, la soledad¬Ē. Lo seducen sus versos:¬ĒRecluido en mis altas soledades/ inexpugnable torre y muro fiero/ pulo mi vida en fr√≠as claridades/ vecino de la roca y el lucero¬Ē. Y por su poema ¬ďDe regreso de la muerte¬Ē, que escribi√≥ al salir de la cl√≠nica: ¬ďViajero: ¬Ņ de d√≥nde vienes, que as√≠ sonr√≠es callado?/ ¬ŅQu√© canci√≥n escucharon tus o√≠dos,/ qu√© fruto gustaron tus labios?/ Vengo de la comarca de la Muerte/ donde el rostro de Dios iluminado/ se reflej√≥ en mi coraz√≥n suspenso,/por yelo y fuego suyos rescatado¬Ē.

Fue paisajista de las letras; reproduzco de ¬ďInfancia¬Ē la descripci√≥n de su aldea: ¬ď¬ÖEl pueblo estaba situado en un peque√Īo valle, por el cual,¬† di√°fano y alegre, copiando nubes y sombras de √°rboles, corr√≠a el r√≠o saltando entre piedras blancas como carneros.¬† El cielo era siempre azul profundo, barrido por brisas frescas y dulces.¬† Las casas, de un piso, se apretaban apoy√°ndose¬† unas en otras.¬† No hab√≠a luz el√©ctrica. De noche unas l√°mparas de petr√≥leo iluminaban d√©bilmente la plaza y el atrio de la iglesia.¬† Todo esto lo recuerdo vagamente. ¬°Han pasado tantos a√Īos!...Yo no era muchacho triste. ¬†

Al contrario, era de los muchachos mejor dispuestos del pueblo.¬† Mi cara siempre limpia, mi cuello marinero me hicieron el jefe de la tropilla que se dedicaba a asaltar los solares, a pescar en el r√≠o y a cazar perdices en los rastrojales¬Ö¬Ē

¬ďUna noche lleg√≥ de visita el se√Īor Cura.¬† Estuvo conversando largamente con mi madre¬† y al despedirse me dio con sus manos gordezuelas y fr√≠as, una palmadita en la mejilla¬Ö¬Ē

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad