Publicidad
Publicidad
Sáb Sep 24 2016
17ºC
Actualizado 06:16 pm

La neumonía del Tío Sam | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-02 05:00:00

La neumonía del Tío Sam

Se dice que cuando al Tío Sam – el pintoresco personaje gringo- le da gripe, el resto del mundo estornuda. Y entre más cerca se esté de él, más riesgo hay de contagiarse. ¿Qué ocurre entonces cuando al Tío Sam le da neumonía?
La neumonía del Tío Sam

Con este acertijo abrió su conferencia Luis Guillermo Echeverri, miembro del grupo de directores del BID, en el marco del Congreso Nacional de Ingeniería. Y es que no es sencillo predecir lo que sucederá en esta primera crisis económica de la era de la Globalización.

Varios años de crecimiento de la economía global tuvieron efectos favorables en los países de América Latina, los cuales vieron mejorar su balanza de pagos, crecer sus reservas internacionales, mejorar el balance fiscal y reducir su deuda pública, facilitando una expansión del gasto conforme aumentaban sus ingresos.

Entretanto, en Estados Unidos se creó una burbuja en el sector inmobiliario, generada por una reducción prolongada de las tasas de interés que abarató los préstamos para los sujetos de créditos más riesgosos, que aprovecharon la oportunidad para adquirir inmuebles. La creciente cartera inmobiliaria fue titularizada a través de bonos, inexplicablemente bien calificados por las calificadoras de riesgo, los cuales se vendieron en el mercado internacional, en ocasiones a través de mecanismos que evadían la regulación. Pero un día todo cambió y al subir los intereses, el castillo de naipes se vino abajo. Comenzaron los embargos y el sector inmobiliario se desplomó, desatando un efecto dominó que encareció el crédito y afectó severamente el mercado accionario. Las expectativas de recesión en Estados Unidos y Europa se materializaron y la percepción de riesgo generalizada está afectando la inversión.

Los efectos en América Latina, ya se sienten. Los precios de las materias primas exportables se han visto afectados (petróleo, gas, carbón, soya, palma, azúcar, arroz), han caído las bolsas y los spreads de los créditos han aumentado. Para el 2009 habrá menos exportaciones, menores ingresos fiscales, recortes presupuestales, menor inversión extranjera de portafolio, bajos precios de materias primas, mayor financiamiento multilateral y dificultades para el acceso a los mercados internacionales.

Les irá mejor a los países que han tenido políticas fiscales y monetarias serias, un sector financiero capitalizado, un buen nivel de reservas internacionales y confianza inversionista. Sufrirán más los países que, además de carecer de lo anterior, sean altamente dependientes de las exportaciones de materias primas y del comercio con Estados Unidos y Europa, los más golpeados.

Sin duda el mundo está en recesión. La crisis nos pegará duro y cuánto tardemos en salir de ella, depende mucho de cuándo se recupere el Tío Sam. Con todo, América Latina está mejor preparada que en crisis anteriores y Colombia, en particular, tiene condiciones favorables que le permiten proyectar un crecimiento del 3.5% para el 2009.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad