Publicidad
Publicidad
Mar Sep 27 2016
18ºC
Actualizado 09:47 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-03 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

“hay un mundo que subyace, un mundo donde anclan la materia, las formas, los colores, las ideas, los sentimientos”. Todo nace del entorno, esa es la senda que el artista recorre y de allí toma sus bocetos mentales que va acumulando en su vida primitiva de pintor y más adelante las enriquece con las lecturas y el bagaje acumulado con las disciplinas librescas, pues ya lo dijo Picasso: “El pintor tiene que pasar medio tiempo en la biblioteca y medio en el caballete”.

Los grandes de la plástica tienen en los pinceles el profundo mensaje de su propia filosofía y no sólo el color y sus combinaciones sino las expresiones de las formas, los espacios, las sombras que conforman el cuadro. En Camilo, los colores intensos, casi fosforescentes, con las expresiones del cubismo, forman un conjunto hiperbólico que impacta al observador desprevenido, pero lo involucra con obra, máxime cuando el psiquiatra tiene tanto para comunicar al alma y mejor aún, cuando el mensaje va envuelto en formas, espacios y tonos.

Julio Vadivieso Torres

La vieja plaza

Bucaramanga tiene una plaza/ que la recuerda toda la gente/ la vieja plaza de San Mateo/ hecha a principios del siglo veinte.

En esa plaza nuestros abuelos/ hacían mercado para el hogar/ compraban carnes, frutas, verduras/ y algunos vinos al festejar.

Es una plaza muy bumanguesa/ guarda recuerdos, guarda amistad/ guarda un siglo santandereano/ guarda una historia de la ciudad.

En nuestra plaza de San Mateo/ se abría el mercado muy de mañana/ productos varios de nuestra tierra/ caldo y arepa santandereana.

Mas un incendio como sucede/ la vieja plaza nos la quemó/ y los gobiernos que ya se fueron/ ninguno de ellos la restauró.

Doctor Rodrigo Fernández F./ es usted jefe de Planeación/ como ingeniero diseñe un plano/ donde no quepa la corrupción.

Alberto Flórez Flórez

A modo de reflexión

En esta época tan convulsionada por la corrupción, la narcoguerrilla, etc., no sobra reflexionar sobre un aspecto que no pasa de moda, porque perdura esa tendencia a creer que las cosas malas son buenas cuando uno las hace y malas cuando las hacen los demás.

Veamos cómo las cosas parecen distintas, según que uno mismo u otra persona las realice: Cuando no respeto la fila en el banco, es que tengo afán; si el otro me quita el puesto, es un individuo abusivo. Cuando alguien no hace las cosas que debía hacer, es un perezoso; cuando yo no las hago, es que estoy ocupado.
 
El senador Gustavo Petro dice que hay necesidad de llevar a la Corte Penal Internacional, el caso de la masacre del Palacio de Justicia, cometida por los organismos de seguridad del Estado, donde murieron muchos inocentes, entre ellos varios jueces y magistrados, pero se le olvida que fue el M-19 el grupo subversivo que primero se tomó el Palacio para producir esta tragedia y del cual Petro era uno de sus miembros. Es triste decirlo, pero nos estamos acostumbrando a vivir una doble moral.

Aristóbulo Hernández B.


La salud ganó

Felicitaciones señor Gobernador y la Gerente de la Lotería, por haber obtenido este fallo que exoneró de la millonaria  sanción a nuestra empresa,  logrando que la plata que da la salud se fuera para la casa apostadora, que con razón había interpuesto la demanda, por los abusos de la anterior administración y abuso de su Gerente y Gobernador anterior, que obligaron a la Casa de Apuestas a su reclamación ante los tribunales, pero que en últimas favoreció a la salud del departamento.

El  Gobernador Horacio Serpa reconoció que la Lotería sigue siendo confiable y su patrimonio es muy sólido para responder por todos los premios y compromisos adquiridos.

La doctora Marina Gutiérrez de Piñeres, gerente de la Lotería Santander, recibió la noticia y expresó su confianza en poder seguir sosteniendo buenos ingresos para los hospitales, en cuanto sostuvo que las relaciones con la casa apostadora del chance va a seguir cumpliendo con sus compromisos.

Pedro J. Chinchilla Meza


Hay que ser inhumano

Abunda el número de desplazados, de enfermos cuadrapléjicos o parapléjicos, gente con secuelas de la poliomielitis, etc., que día a día se encuentra uno en la calle, abandonados, alejados de cualquier protección o porque son muy pobres o el Estado no les da ningún respaldo.

Agreguemos a esta situación un trauma más: poco a poco nos vamos anestesiando de tanto ver personas con esas limitaciones, que ni siquiera nos preguntamos por qué pueden tener una suerte tan mala, sin que ningún ente estatal haga algo concreto que sea distinto de los discursos o cifras millonarias que, según esos mismos discursos, se giran para cubrir estos rubros sociales, pero en definitiva nunca llegan a su destino porque la población con esos dramas sigue y sigue en aumento.

No sé si esto que voy a decir sea subversivo pero digámoslo: ¿cómo quiere el Gobierno que la ciudadanía lo apoye y se oponga a las ideas izquierdizantes si no hay nada para solucionar estas secuelas del tradicional desarrollo colombiano, siempre mal dirigido, y para beneficio exclusivísimo de una élite que piensa que mientras en Colombia se pueda vivir con guardaespaldas e ir de vacaciones a Miami, todo está bien? Hay que ser inhumano para ver tanta gente muriéndose de hambre en todas las esquinas.

La democracia con seguridad implica la seguridad de vivir con dignidad. Y vivir con dignidad en Colombia es cada día más complicado. ¿Cómo se quiere entonces la paz?

Jorge Enrique Acevedo Acevedo

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad