El cangrejo que ni siquiera da reversa | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Ene 18 2018
19ºC
Actualizado 05:39 am

El cangrejo que ni siquiera da reversa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-04 05:00:00

El cangrejo que ni siquiera da reversa

Que excuse mi amigo Luis Armando Zarruk por trastocar el título de su buen libro “El cangrejo que olvidó echar reversa”, para darle denominación a esta columna, pero es que en este caso el cangrejo ni siquiera da reversa.
El cangrejo que ni siquiera da reversa

Héctor Abad Faciolince, en “El olvido que seremos”, el exquisito libro que escribió sobre su padre Héctor Abad Gómez, dice que para su progenitor la obra de cada ser humano es “… como un cubo puesto sobre una mesa.

Hay una cara que podemos ver todos (la de encima); caras que podemos ver algunos y otros no y si nos esforzamos podemos verlas también nosotros mismos (las de los lados); una cara que solo vemos nosotros (la que está frente de nuestros ojos); otra cara que sólo ven los demás (la que está frente a ellos); y una cara oculta a todo el mundo, a los demás y a nosotros mismos (la cara en la que el cubo está apoyado)…”.

Eso es lo que pasa con la gestión del Gerente de Metrolínea. Él, como persona merece nuestro respeto, pero para quienes habitamos en el Área Metropolitana de Bucaramanga su labor gerencial deja qué desear.

Sí. Seguramente para la cara del cubo que sólo ve él, su gestión ha sido sobresaliente. Pero aquellas caras del cubo que sólo vemos nosotros, los bumangueses, muestran que su labor ha sido errática y la toma de decisiones más de una vez ha debido tener otro rumbo y más eficacia.

Por eso, por doquier se oye: ¿Es la persona indicada para tal cargo? ¿Por qué se insiste en su permanencia en tal gerencia? ¿Por qué el alcalde Fernando Vargas y quienes tienen poder de decisión callan sobre este aspecto tan fundamental de la vida bumanguesa de hoy?
Muchas preguntas al respecto se hacen por doquier, respuestas poco convincentes se oyen, los días pasan y todo sigue igual o peor. Y el futuro no es halagador.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad