¿Nanofuturo? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Oct 23 2017
20ºC
Actualizado 05:44 am

¿Nanofuturo? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-04 05:00:00

¿Nanofuturo?

Me alegra saludarlo, le dije al verlo en el aeropuerto. El científico Jorge Reynolds es el colombiano reconocido por su aporte a la invención y desarrollo de los marcapasos para el corazón.
¿Nanofuturo?

Regresaba él de dictar conferencias en varias universidades estadounidenses. Me contó, que con el apoyo de Colciencias tiene listo el prototipo del nano-marcapaso, más pequeño que un grano de arroz.

Me dijo que en diálogo con sus pares del mundo pudo percatarse del gran avance de la nano-tecnología (manipulación y control de la materia a escala menor de un micra, a nivel de átomos y moléculas) en todos los campos de la ciencia y del éxito en el experimento de tele-transportación de una molécula de DNA. Me habló del nano-robot para inyectar en la corriente sanguínea, con el propósito de reparar los daños ocasionados al endotelio (capa de células que recubre todos los vasos sanguíneos) por la arterosclerosis. El llamado a abordar nos cortó el diálogo.

Reynolds es un puente entre nuestra sociedad anclada en el siglo 17 con su estigma de barbarie, y el primer mundo sustentado en la ciencia y la tecnología. Si como los sondeos lo anuncian, Obama gana las elecciones, habrá un giro en la economía de la nación más poderosa del planeta, desde el capitalismo salvaje basado en la especulación financiera y la industria del petróleo y las armas, hacia la regulación de las finanzas y la repatriación de capitales para acelerar la innovación y la biotecnología.

Si esto sucede, estaremos próximos a asistir (como espectadores o como retrasados), a un cambio cualitativo en la especie humana y en su cultura. Las bases para avanzar hacia el ser que evolucione por la tecnología y no sólo por la vía natural, están dadas.
La economía renaciente de la crisis se encargará de determinarlo.

Por desgracia, nuestra sociedad se hundió más en la trampa de la barbarie a nombre de la seguridad democrática. El tiempo perdido será difícil o imposible de recuperar en el corto plazo. No obstante, tenemos la obligación de renunciar a la estupidez y trabajar por las próximas generaciones.
El piloto anunció el próximo aterrizaje y con él aterrizaron mis pensamientos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad