Publicidad
Publicidad
Mié Sep 28 2016
24ºC
Actualizado 11:53 am

Chauvinismo y fanatismo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-07 05:00:00

Chauvinismo y fanatismo

Con motivo de este atroz episodio de los ¬ďcr√≠menes de Estado¬Ē - que algunos pretenden seguir llamando eufem√≠sticamente ¬ďfalsos positivos¬Ē- me ha dado por leer entre l√≠neas en las declaraciones oficiales, en los testimonios period√≠sticos y en los comentarios de la opini√≥n p√ļblica, para encontrar una desoladora realidad: hay un desconcertante fanatismo en la sociedad colombiana.
Chauvinismo y fanatismo

La misma expedici√≥n de la directiva 029 del Ministerio de Defensa, con la que se asignaban beneficios a los militares por n√ļmero de muertos y las versiones de declarantes de la investigaci√≥n oficial, seg√ļn las cuales el general Montoya daba m√°s valor a las bajas acreditadas por sus subalternos que a las capturas y las deserciones, son un engendro infame de nuestra sed de represi√≥n y violencia, que est√° por encima de cualquier valor social. Tristemente, fan√°ticos de la agresi√≥n.

La reacci√≥n p√ļblica en relaci√≥n con las ejecuciones de civiles ha sido de desconcierto, pero extra√Īamente esta ¬ďguerra sucia¬Ē se ve por la mayor√≠a como un da√Īo colateral, como una metodolog√≠a non-sancta, pero √ļtil para avanzar en una estrategia sangrienta, que aunque no ha sido incluyente, pacificadora, cohesiva, s√≠ es considerada por la mayor√≠a como una pol√≠tica efectiva para mantener la guerra en su justa proporci√≥n -que al final es todo lo que ha logrado la seguridad democr√°tica-. Fan√°ticos de la guerra como medio y de la represi√≥n como estilo de gobierno.

El influyente profesor hebreo Amos Oz, en su ensayo ¬ďContra el Fanatismo¬Ē (recomiendo muy especialmente su lectura) hace una √ļtil distinci√≥n entre la noci√≥n sentimental de pacifismo que inspira a la mayor√≠a de los movimientos europeos y el sentido pac√≠fico de ver la guerra como recurso v√°lido √ļnicamente para la defensa de dos valores fundamentales: la vida y la libertad.

El fan√°tico cree que ¬ďel fin, cualquier fin, justifica los medios¬Ē. El unanimismo, el culto a la personalidad y la idealizaci√≥n de l√≠deres -todas formas identificadas por Oz como expresiones de fanatismo- nos ha ido convirtiendo en una masa arrogante, convencida de su infalibilidad moral, chauvinista y sorda a cualquier discurso distinto del impuesto a ultranza y sin filtros.

Esta docilidad sólo se explica por un fanatismo desbordado, a tal punto que ni siquiera permite a la sociedad que el horror de la peligrosísima realidad de agentes  militares dispuestos a atacar infamemente a la población desprotegida y marginal, la sacuda su marasmo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad