Una multa insólita | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Oct 18 2017
24ºC
Actualizado 10:01 am

Una multa insólita | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-07 05:00:00

Una multa insólita

Mediante Decreto 4125 de 2008 “se reglamentó el servicio público de transporte terrestre automotor mixto en motocarro”, buscando la habilitación de empresas para cumplir con esta función de manera eficiente, segura, óptima y económica, “bajo criterios básicos de cumplimiento de los principios rectores de transporte, tales como la libre competencia y la iniciativa privada”.
Una multa insólita

De acuerdo con este Decreto, el servicio debe prestarse a través de empresas legalmente constituidas, únicamente en Municipios con población inferior a 50.000 habitantes, con vehículos conducidos por sus dueños, dentro de los límites municipales, permitiéndose, por excepción, la intermunicipalidad en aquellos casos en que el servicio de transporte sea insuficiente, tomándose los respectivos seguros de responsabilidad civil contractual y extracontractual, por cuantía no inferior a 60 salarios mínimos legales mensuales, es decir $11.076.000.

Desde luego que el Decreto no podía dejar de traer el respectivo capítulo de sanciones y es aquí donde aparece la perla que queremos comentar.

Si el mototaxista disminuye o incrementa la tarifa permitida o presta servicios no autorizados, se le impone una multa de setecientos salarios mínimos legales mensuales vigentes, es decir, trescientos veintitrés millones cincuenta mil pesos ($323.050.000), lo que visto en forma desprevenida es una sanción confiscatoria para cualquier ciudadano colombiano, míresele como se le mire.

Aplicarle un castigo de esta magnitud a un hombre cuyo principal patrimonio es una simple motocicleta, es un despropósito, cualquiera que sea la intención disuasoria que se tenga. Además es una burla legal, pues será una sanción para enmarcar, ya que una cifra tan alta no la puede pagar nadie, menos quienes por falta de oportunidades de trabajo optan por comprar una motocicleta como medio para ganarse la vida.

Sentimos que los señores del Ministerio del Transporte que prepararon este documento se la “habían fumado verde”, pues engendrar un disparate de esta naturaleza no lo hace nadie en sus cabales, una multa de esta cuantía es una fuente de corrupción y una broma de pésimo gusto, concebida por personas incapaces de entender la realidad nacional y que sólo la ven desde la óptica de un escritorio de burócrata. Definitivamente: Tienen huevo!!!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad