El Presidente electo estadounidense puso en marcha transición | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Oct 20 2017
21ºC
Actualizado 05:56 am

El Presidente electo estadounidense puso en marcha transición | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-07 05:00:00

El Presidente electo estadounidense puso en marcha transición

El demócrata Barack Obama comenzó a preparar la transición hacia la Casa Blanca y anunció algunos de los colaboradores que lo acompañarán en ese proceso, mientras crece la expectativa por conocer la integración de su futuro gabinete.
El Presidente electo estadounidense puso en marcha transición

En la que será una de sus primeras apariciones tras resultar electo, Obama se reunirá el próximo lunes en la Casa Blanca con el presidente estadounidense George W. Bush, anunciaron fuentes de la Presidencia y de su Partido Demócrata.

La futura primera dama “Michelle y yo esperamos con ansias nuestra reunión pautada con el presidente Bush y la primera dama (Laura Bush) el lunes para comenzar el proceso de una transición efectiva y sin problemas”, dijo Obama en una declaración enviada a la prensa.

el voto hispano cambió dramáticamente y fue clave para Obama

Cerca de 10 millones de hispanos acudieron a votar en las presidenciales estadounidenses, y un 66% lo hizo por el ganador Barack Obama, un cambio de tendencia “dramático”, respecto a los comicios de 2004, según los primeros análisis.

Los votantes jóvenes, los blancos, las clases pobres pero también los de clase media e incluso media-alta dieron su voto a Obama. Los hispanos decidieron engrosar esa tendencia de forma mayoritaria.

Se trata de “un cambio dramático respecto a 2004, cuando el electorado estaba más dividido que nunca”, explicó el instituto de estudios Centro Hispánico Pew.
Obama mejoró en un 13% el voto hispano del último candidato demócrata, John Kerry, en 2004.

Los hispanos “representaron en torno al 8% del electorado, casi 10 millones, un incremento de 2,5 millones respecto a 2004”, resaltó Fernán Amandi, de la firma de sondeos Sergio Bendixen.

Antiguos colaboradores

El futuro Presidente, primer negro que llega a la Casa Blanca, dio a conocer el primer nombre de su equipo, Rahm Emanuel, representante por su estado de Illinois en el Congreso y uno de sus más estrechos colaboradores, que fungirá como jefe del gabinete que entrará en funciones el día de la investidura, el 20 de enero.

El Partido Demócrata anunció en la noche del miércoles el equipo de 13 personas que comandará la transición, un proceso durante el cual el futuro equipo de Gobierno toma conocimiento al detalle de los principales asuntos oficiales en marcha.

Muchos de los integrantes de este equipo pertenecieron al Gobierno de Bill Clinton (1993-2001), como uno de los co-presidentes del grupo, John Podestá, secretario general de la Casa Blanca de 1998 a 2001.

También figuran en el grupo la gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, el ex secretario de Comercio de Clinton, William Daley, el ex secretario de Transporte y Energía de Clinton, Federico Peña, y la consejera de Obama para temas internacionales, también miembro del Gobierno Clinton, Susan Rice.

Sin embargo, la expectativa mayor está puesta en el próximo secretario del Tesoro, en momentos en que el país enfrenta su peor crisis financiera desde 1930 y las perspectivas para la economía estadounidense apuntan a una contracción en 2009 (-0,7% según cifras del FMI divulgadas ayer). Algunos observadores en Washington barajan la posibilidad de que la persona escogida sea un nombre nuevo.

síntesis
Vacío de poder en los republicanos

EFE, WASHINGTON

La gran derrota de los republicanos en las elecciones del martes abre un vacío de poder en el partido, cuyo desafío será reconquistar a los votantes de centro, pero sin enajenar a su base más leal en la derecha, según los expertos.

Las tensiones en el seno del partido salieron a la superficie incluso antes de la cita electoral y previsiblemente sólo se intensificarán con el revés histórico sufrido por los republicanos.

Se trata de un partido descabezado. El jefe de Estado  George W. Bush, y el vicepresidente Dick Cheney se encaminan a un retiro dorado, mientras que a sus 72 años John McCain quemó su última posibilidad de ser presidente.

Además, los actuales líderes republicanos en el Congreso están desprestigiados, en vista de la victoria decisiva de los demócratas en la Legislatura.

Se ha creado de esta forma el caldo de cultivo para el ascenso de una nueva generación de líderes, como ocurrió en 1992, cuando el entonces congresista Newt Gingrich emergió como el rostro de un partido con energía renovada, tras la entrada en el poder de Bill Clinton.

Por ahora la atención se ha centrado en Sarah Palin, la fallida candidata a la Vicepresidencia, que en la campaña atrajo a más partidarios a los mítines que el propio McCain.

“Cumplir las expectativas de ese grupo es problemático, pues aleja a los votantes independientes”, opinó John Green, un experto del Centro Pew, un instituto independiente.

“Algunos creen que sería recomendable reducir su influencia, o si no será difícil que los republicanos ganen elecciones”, añadió.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad