Publicidad
Publicidad
Dom Sep 25 2016
17ºC
Actualizado 06:16 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-10 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Se cierra momentáneamente para ver si sabemos esperar y trabajar con la seguridad de que cuando una puerta se cierra, otra se abre muy pronto. Si no estamos contentos de nuestra suerte y la analizamos con cuidado, veremos que es la que nos corresponde como resultado de la conducta pasada, por la cual a nadie, sino a nosotros mismos, debemos culpar de nuestra desgracia. Loco es aquel cuya locura no está de acuerdo con la locura de los demás.

Luis Pinto Gómez

La Bucaramanga que veremos

La ciudad está dando importantes pasos en busca de la excelencia, ya el actual alcalde adquirió el teatro Santander que pertenece a la tradición de Bucaramanga, sus calles están siendo removidas para el sistema Metrolínea que le dará a la ciudad una forma nueva de aspecto un tanto moderno.

Lo que no se quiere por nada del mundo es perder ese perfil y la forma, su ambientación urbana, su característica que es única e inconfundible donde se destaca el Centro Cultural del Oriente, Teatro Santander, capilla de Los Dolores y Casa de Bolívar, entre otros, con el fin de que no desaparezca la memoria urbana que es lo que distingue a las ciudades.

La restauración del centro de la ciudad es importante y sencilla, limpiar las calles, pintar de blanco las paredes y reconstruir los andenes, así se dará un gran paso con miras a rescatar la ciudad bonita. Es necesaria la restauración de los parques sin quitarles su identidad, solamente reparándoles sus muebles, arreglándoles el piso y remodelándoles las luminarias. ¡Ah!, se me olvidaba, que pongan a funcionar las 38 fuentes de agua que tiene la localidad, comenzando por la del parque Santander.

Julio Valdivieso Torres

Segundo Agelvis García (Requiestcat In Pace)

Se cumplen en este mes de noviembre, veinte años del deceso del maestro Segundo Agelvis García, quien murió en Medellín el día 6 de noviembre de 1.988. Por tal motivo queremos recordar hoy, tanto al artista que amó profundamente a su tierra adoptiva, Santander, como también, al hombre, por sus excepcionales calidades humanas que lo hicieron acreedor al espontáneo cariño de amigos y de extraños.

Recordemos al artista, al apóstol del pincel y de la espátula y al genio del color, que dedicó toda su vida, en jornadas que empezaban con el alba y siempre hasta terminar el día, durante 60 ó 70 años, a teñir sus lienzos, plasmando en ellos con singular maestría los paisajes de nuestra tierra: sus montañas, sus vallados, sus ríos; las pajizas chozas de sus gentes humildes, los rostros arrugados de los viejos típicos del pueblo, sus retablos de vistosas flores y de tantos otros motivos de ensoñadora belleza y esplendor artístico que hoy, afortunadamente, exaltan a lo largo del territorio nacional y fuera de él, al artista vernáculo de nuestra tierra santandereana.

Y, por sobre todo, recordemos también, al maestro, por sus excepcionales calidades humanas, por el calor que infundía a su trato con todas las personas, al hombre bueno, cordial y sencillo; al hombre de abierta sonrisa, siempre leal en la amistad y pronto a tenderle la mano a quienes la hubieran menester.

Rodrigo Rodríguez R.

Los buenos y los malos

A Colombia no la salvan sino los buenos. Las gentes honestas, decentes, trabajadoras, honradas, cumplidoras de sus deberes y obligaciones. Los delincuentes, los corruptos, los narcotraficantes deben estar  en la cárcel pagando sus crímenes, aislados para que no contagien a nadie. Pretender que con un revoltijo de unos y otros se arregla el país, es la estupidez más grande. Es inmoral equiparar a los unos con los otros. Los buenos construyen en tanto que los malos destruyen.

Los delincuentes a un lado y los hombres de bien al otro. Con un muro de por medio que los separe. Revolverlos a todos es una insensatez.

Guillermo Reyes Jurado


Metrolínea pifiada

La Gerencia de Metrolínea tiene absolutamente embotellado el tráfico entre el Barrio Diamante II y El Bosque por la paralela occidental, por las siguientes razones: entre los barrios mencionados hay 5 ingresos a la paralela así: uno frente a Diamante II, uno en el puente de Provenza, uno frente a Trinitarios, uno para ingresar a Palomitas y finalmente uno frente a la unidad residencial de Equilibrio.

Lo anterior no sería tan grave, si no fuera porque el altísimo tráfico de la calle 105, ruta obligada de los buses urbanos, taxis y vehículos particulares, no tiene ingreso directo a la autopista y se ve obligado a engrosar el trancón que se forma frente a Carrefour y a donde ingresa todo el tráfico que sale de la Fundación Cardiovascular, la Clínica Ardila Lulle y todo el sector residencial adjunto.

Dídimo Rivera Salgar

La doble moral

La doble moral de guerra /en el ámbito social/ por no castigar a tiempo/ y sí, acolitar el mal.
Los sembradores de guerra/ pantallas en elecciones/ y después son alcahuetes /son íconos de omisiones.
La juegan la doble moral/ burlan todos los principios/ los de arriba del Congreso/ y en los pobres municipios.
Nadie defiende lo honesto/ cual sea la situación/ hay sociedad de consumo/ que viva la corrupción.
Nadie, ni los tres poderes/ el delito no se estorba/ los controles no controlan/ se hacen de la vista gorda.
Amerita que el gobierno/ no sea de doble moral/ que gobierne con justicia/ por nuestra clase social.

Alberto Flórez Flórez.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad