¿Hacia una inundación de trancones? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Ene 17 2018
19ºC
Actualizado 10:00 pm

¿Hacia una inundación de trancones? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-11 05:00:00

¿Hacia una inundación de trancones?

Sin lugar a dudas, uno de los fenómenos que más afecta y de manera muy negativa la calidad de vida de la ciudadanía en cualquier urbe del mundo, es el tráfico en las calles.
¿Hacia una inundación de trancones?

Los comúnmente llamados trancones afectan a ricos y pobres por igual; a conductores y pasajeros; a jóvenes y a viejos; en fin, a todo aquel que necesite movilizarse.

Y es precisamente esa la razón por la cual es muy difícil explicarse el por qué las autoridades locales tienen totalmente abandonado el problema. Sobre todo en Bucaramanga, donde por sus características tan peculiares se suman varios ingredientes que desde ya no auguran nada positivo en el futuro cercano.

Es que de continuar la situación por el mismo camino, el tráfico de la capital de los santandereanos puede fácilmente colapsar para convertirse en el caos absoluto que con tanta precisión interpreta Bogotá.

La verdad es que al pésimo estado de las calles y carreras bumanguesas que obliga a disminuir la velocidad para no matricular los vehículos en el taller de por vida, hay que agregarle la falta de coordinación de los semáforos, tan bien ilustrada en la edición de este diario de ayer.

 Y como si ello no fuera suficiente, hay que añadirle también la irresponsabilidad de innumerables motociclistas y conductores del servicio público para quienes las normas no existen, así como la parsimonia del cuerpo de alféreces que parecen no inmutarse por la anarquía que los rodea.

Bucaramanga y su área metropolitana necesitan con urgencia no solo arreglar sus vías, sino modernizar su red de semáforos pero sobre todo, obligar al cumplimiento de las normas de tránsito.

De igual manera, es urgente advertir desde ahora, con varios meses de anticipación, que de no ser muy estrictos con la chatarrización de los buses a raíz de la entrada en funcionamiento de Metrolínea, el tráfico pesado paralizará la movilidad de las calles.

En síntesis, el no atacar el listado de dificultades ya descrito, hay que repetirlo, es condenar a la ciudad y a sus habitantes a vivir en el caos eterno del tráfico en el que vive la capital de la República.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad