…Y lo que tenía que pasar, pasó | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Oct 18 2017
27ºC
Actualizado 03:18 pm

…Y lo que tenía que pasar, pasó | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-11 05:00:00

…Y lo que tenía que pasar, pasó

Ya es un hecho. El Atlético Bucaramanga está, definitivamente, en el fondo de la tabla de clasificación del campeonato profesional de fútbol y el próximo año probablemente tendrá que jugar en la división B. Allí estaremos no se sabe cuánto tiempo y pasaremos las duras y las maduras  antes de regresar a la primera división.
…Y lo que tenía que pasar, pasó

Es, pues, la hora de hacer balances y establecer responsabilidades.

¿Qué pasó? Los Cadena, pese a su buena intención, no han podido entender el fondo de ese complejo arte que es dirigir y administrar  un club de fútbol.
Acertaron cuando volvieron al uniforme de los tiempos dorados, consiguieron un prestante patrocinio, pretendieron darle más solera al club, pero han errado continuamente en aquello de  escoger  director técnico y jugadores claves para el primer equipo. Eso los llevó al fracaso.

El club ha tenido tres técnicos este año, es decir, los jugadores han tenido que amoldarse a tres sistemas diferentes de juego en menos de un año. Eso es un gran desatino.

Sabemos que el presupuesto es reducido. Por eso nadie exige que se traiga un técnico de gran categoría, pero sí que haya tino en la selección el entrenador y que haya continuidad en su trabajo.

Consideraron que los resultados de la era Retat eran deficientes y por falta de olfato lo cambiaron por alguien que hundió al equipo en el fondo de la tabla: Víctor Luna. Durante la época que estuvo éste al frente de la dirección técnica, “el equipo no jugó a nada”. Verlo jugar daba angustia y era amargarse las tardes de los domingos.  El resultado de su trabajo fue un fiasco.

Y cuando ya estaba el equipo en el  laberinto, sacaron del sombrero del mago al actual técnico y lo sacrificaron.
Los equipos se arman, orientan y guían como lo han hecho con La Equidad, el Boyacá Chicó y  el Tolima y no dando palazos de ciego como ha ocurrido en el Atlético Bucaramanga.

 El Atlético Bucaramanga puede estar en el patrimonio económico de esta o de aquella persona, pero es un patrimonio cultural y un emblema de la ciudad y de la región, por eso sus propietarios no pueden hacer con él lo que a bien tengan.

Los Cadena se han equivocado en las grandes políticas del club, han errado mucho y le regalan de aguinaldos a la ciudad y a la región el fracaso del equipo. Qué amarga navidad nos van a dar.  

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad