Publicidad
Publicidad
Lun Sep 26 2016
18ºC
Actualizado 07:16 am

Sustancias homicidas (II) | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-11 05:00:00

Sustancias homicidas (II)

Como amantes de la historia que somos, vale recordar que fue en este gobierno en el que se tom√≥ la medida de prohibir en las harinas el uso del bromato, producto comprobadamente cancer√≠geno y que dur√≥ haciendo da√Īo en Colombia y algunos pa√≠ses de Am√©rica Latina veinte a√Īos despu√©s de que la Comunidad Econ√≥mica Europea lo prohibiera.
Sustancias homicidas (II)

Pues bien, creemos, ha llegado el tiempo de aplicar la ley a muchos otros productos nocivos que se usan no solamente en el pan sino en l√°cteos, c√°rnicos, confiter√≠a y los perseguidos productos de paqueticos tan apetecidos por nuestros ni√Īos.

El tema da para ser investigado. Nos corresponde dar la voz de alerta desde esta columna para que los especialistas en la materia nos cuenten por ejemplo, cu√°l es el efecto del plomo en el organismo, el del ars√©nico, el del exceso de fl√ļor y si un debate amplio y un estudio sin sesgo y con verdadero inter√©s por la salud nos dice que no hay porqu√© preocuparnos quedaremos muy contentos, pero si dice lo contrario procedamos a su eliminaci√≥n.

Por lo pronto, conceptuamos que productos susceptibles a deteriorarse por el ¬ďmaltratado¬Ē moho los pueda desechar, o cambiar, sin consecuencias graves para su salud. En el caso del pan, si compramos los de nuestras panader√≠as artesanales responsables, que no env√≠an su producto a mercados distantes, que producen diariamente lo que consumimos en el d√≠a y trabajan en consonancia con las leyes de Dios y la Naturaleza, muy seguramente mantendremos una vitalidad y salud envidiables.

Al mercar desconfiemos de los productos maquillados: Todo nació para deteriorarse, para finalizar, para cumplir su ciclo y desaparecer aportando amor en el proceso de alimentación. Sólo la voracidad económica del hombre moderno e irracional lo incita a envenenar a sus congéneres para apropiarse de un dinero adicional, sin ver más allá de sus abultadas cuentas financieras olvidando que las verdaderas debe rendirlas a su conciencia y a la conciencia Universal.

Los legisladores deber√≠an entender esto √ļltimo. Deben hacerlo pensando en la dimensi√≥n humana y lo humano es as√≠, como lo dise√Ī√≥ el alma universal. Ninguna norma ser√° sana si contraviene a natura. Solo las normas extremas siempre necias, nos llevar√°n a procesar alimentos y cosas con las maquinarias y robots. Ser√°n las √ļnicas que garanticen esta total asepsia que desean las autoridades y por supuesto ser√° el fin del hombre ya que la fuga, para entonces, de una modesta espora de moho de hoy ser√° mortal para el indefenso ciudadano del futuro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad