Sustancias homicidas (II) | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Oct 23 2017
20ºC
Actualizado 09:44 pm

Sustancias homicidas (II) | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-11 05:00:00

Sustancias homicidas (II)

Como amantes de la historia que somos, vale recordar que fue en este gobierno en el que se tomó la medida de prohibir en las harinas el uso del bromato, producto comprobadamente cancerígeno y que duró haciendo daño en Colombia y algunos países de América Latina veinte años después de que la Comunidad Económica Europea lo prohibiera.
Sustancias homicidas (II)

Pues bien, creemos, ha llegado el tiempo de aplicar la ley a muchos otros productos nocivos que se usan no solamente en el pan sino en lácteos, cárnicos, confitería y los perseguidos productos de paqueticos tan apetecidos por nuestros niños.

El tema da para ser investigado. Nos corresponde dar la voz de alerta desde esta columna para que los especialistas en la materia nos cuenten por ejemplo, cuál es el efecto del plomo en el organismo, el del arsénico, el del exceso de flúor y si un debate amplio y un estudio sin sesgo y con verdadero interés por la salud nos dice que no hay porqué preocuparnos quedaremos muy contentos, pero si dice lo contrario procedamos a su eliminación.

Por lo pronto, conceptuamos que productos susceptibles a deteriorarse por el “maltratado” moho los pueda desechar, o cambiar, sin consecuencias graves para su salud. En el caso del pan, si compramos los de nuestras panaderías artesanales responsables, que no envían su producto a mercados distantes, que producen diariamente lo que consumimos en el día y trabajan en consonancia con las leyes de Dios y la Naturaleza, muy seguramente mantendremos una vitalidad y salud envidiables.

Al mercar desconfiemos de los productos maquillados: Todo nació para deteriorarse, para finalizar, para cumplir su ciclo y desaparecer aportando amor en el proceso de alimentación. Sólo la voracidad económica del hombre moderno e irracional lo incita a envenenar a sus congéneres para apropiarse de un dinero adicional, sin ver más allá de sus abultadas cuentas financieras olvidando que las verdaderas debe rendirlas a su conciencia y a la conciencia Universal.

Los legisladores deberían entender esto último. Deben hacerlo pensando en la dimensión humana y lo humano es así, como lo diseñó el alma universal. Ninguna norma será sana si contraviene a natura. Solo las normas extremas siempre necias, nos llevarán a procesar alimentos y cosas con las maquinarias y robots. Serán las únicas que garanticen esta total asepsia que desean las autoridades y por supuesto será el fin del hombre ya que la fuga, para entonces, de una modesta espora de moho de hoy será mortal para el indefenso ciudadano del futuro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad