Publicidad
Publicidad
Sáb Oct 1 2016
22ºC
Actualizado 10:14 am

Healing The Children superó las expectativas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-11 05:00:00

Healing The Children superó las expectativas

Cuando a Eusebia María Ramírez le dijeron por teléfono que a su hijo de dos años lo iban a operar para corregir su paladar hendido, no pudo ni siquiera hablar de la felicidad, “nada más empecé a llorar, porque es una alegría y una emoción que no hay como expresarla”.
Healing The Children superó las expectativas

Aunque Kenner, su hijo, no tiene ninguna dificultad para comer o respirar, sí la tiene para pronunciar sus primeras palabras, ya que también nació con labio leporino y ya ha pasado por cuatro operaciones.

Por estos mismos sentimientos de felicidad y expectativa, pasan cerca de 100 niños y jóvenes que para el viernes empezarán a vivir una nueva vida, gracias a la gestión del Club Rotario de Barrancabermeja, y el apoyo económico de 9 entidades del sector público y privado, que se empeñaron en traer hasta el municipio por primera vez a la fundación Healing the Children, de Estados Unidos, cuya maratónica misión será operarlos a todos en cuatro días.

Según Maribel Benítez, presidenta del Club Rotario de Barrancabermeja, “nuestra meta es institucionalizar el programa en el municipio, y no sólo gestionar cirugías reconstructivas y plásticas, sino también de otro tipo como operaciones a corazón abierto, que no requieren el traslado de un gran equipo logístico y de una población beneficiaria muy grande”.

A partir de hoy, y en una maratónica jornada, los cirujanos intentarán operar al mayor número de pacientes posibles, ya que los primeros inscritos sumaban 94, pero ayer durante la selección definitiva se habían presentado más de 130.

La cuota colombiana

El médico odontólogo Luis Cubillos Rodríguez es el único colombiano que hace parte de esta misión médica. Oriundo del Meta, completa ya 24 años en la fundación estadounidense, ya que después de cursar sus estudios de odontología en el país, se especializó en Estados Unidos en manejo del dolor crónico maxilofacial.

Su primera misión médica la realizó a Guatemala y aunque ya está radicado en La Florida, afirma que una de las cosas más difíciles es superar las barreras culturales y acostumbrarse a no comer su carne oreada.

De su experiencia afirma, que al igual como es de agradable recibir el agradecimiento de todas las madres y niños que operan, hay otros casos que han marcado con dolor el paso de la fundación: “En Guatemala, tuvimos el caso de un niño de sólo ocho años que falleció de una hipertencia maligna, una reacción alérgica a la anestesia, que es difícil de diagnosticar. También es muy triste decirle no a los niños que no podemos operar”, expresa Cubillos.

el primíparo

Jhon Girotto, es uno de los dos cirujanos plásticos de la misión médica, y esta es la primera vez que llega a Colombia después de que por Suramérica ya ha realizado 4 viajes con la Fundación, a pesar que no sabe hablar español.

Su especialidad son los niños: “El impacto que uno puede causar en la vida de una persona es en la niñez. ¿No los has visto?, ¿cómo no podrías ayudarlos?, afirma Girotto.

Según él, uno de los mayores desafíos es no conocer completamente la historia médica de los pacientes que van a tratar y de decidir su futuro tan sólo en cinco minutos de consulta, “porque lo que nosotros hacemos en casi dos horas de cirugía les cambia la vida por completo. Por último, Girotto expresa entre risas que Barrancabermeja le ha parecido muy calurosa, pero de igual forma le ha sorprendido la amabilidad de su gente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad