Jue Sep 29 2016
19ºC
Actualizado 09:57 pm

La Reinita de San Vicente de Chucurí está en peligro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-27 21:58:46

La Reinita de San Vicente de Chucurí está en peligro

La Reinita Cerúlea o Reinita Cielo Azul es el ave migratoria más amenazada que habita en el país. Todos los años vuela 3.500 kilómetros entre Estados Unidos y el municipio de San Vicente de Chucurí, en Santander. En esta localidad se adelanta funciona desde junio de 2005 la única reserva natural existente en América para la Reinita Cerúlea, y consta de 209 hectáreas de bosque húmedo tropical.
La Reinita de San Vicente de Chucurí está en peligro

Una bandada de aves le da la vuelta al parque principal de San Vicente de Chucurí. Son las 3:45 de la tarde cuando los pájaros mueven sus alas azules mientras el sol quema irascible la ternura de sus movimientos. Poco a poco levantan vuelo bajo el asombro de los chucureños que pocas veces los tenían tan cerca, incluso podían tocarlos.

Las calles que rodean esta plaza se transforman de pronto en un atajo bordeado de los árboles nativos de la región, que por décadas atrás fueron talados para abrir potreros.
 
Anacos, Guamos, Cedros, Cucharos o Búcaros aparecen en medio del cemento. Allí, los pájaros pasan raudos entre sus ramas, posándose entre los nidos que cre-cen sin el permiso del agricultor que carga motosierra. Este viernes 28 de octubre el centro del pueblo cambia su gris contaminante por un verde sin límites y un blanco de nubes que, como pantorrillas gordas de algodón, dejan posar el vuelo de estos lindos pajaritos chucureños.

Por un extremo de la calle un ‘árbol’ caminaba, su paso es lento, pero seguro. Por el otro, un ‘pájaro’ le pide agua a su mamá. Ella, con apuro, le da un sorbo frío en la boca de una bolsa que compró en la tienda. Más adelante un ‘ave’ le dice a otra que se acomode mejor el pico. Ella no le hace caso y continúa su marcha con las mejillas ardientes. Otra más chorrea a montones gotas de sudor, mientras un turista le pide una sonrisa para tomar una fotografía.

Se trata de los niños de las escuelas rurales de San Vicente de Chucurí, que vis-ten trajes en papel de color azul que semejan al ave migratoria Reinita Cerúlea o Reinita Cielo Azul. Los pequeños, algunos con trajes de árbol, recorren las calles de la localidad con una pancarta que invita a “conservar los recursos naturales, a pro-teger los pájaros y no talar los bosques”.

El desfile de los niños hace parte de los actos de bienvenida para 40 expertos de Canadá, Estados Unidos, Venezuela, Ecuador y Colombia, que llegaron al pueblo para observar la principal ave migratoria de Colombia, que por esta época del año llega todos los años desde Estados Unidos a San Vicente de Chucurí, luego de volar por 3.500 kilómetros.
El mensaje de los niños busca que los adultos tomen conciencia de la presencia de esta ave que cada vez se encuentra más amenazada, debido a la destrucción de su hábitat y cuya población se ha reducido de forma considerable.

Franco Rojas Quintero, de nueve años, asegura que en la escuela de la vereda Centro le han explicado que ese pájaro de color azul está en vía de extinción, por lo que su deber es protegerlo.

“Debemos cuidarlo. Antes nosotros las matábamos con caucheras, ahora no. Nuestra misión es cuidarlos para que sigan viniendo todos los años”, asegura el ni-ño metido en su traje apretado de Reinita Cerúlea.

Ana Milena Moreno Ballesteros, profesora de la escuela, asegura que desde el año pasado comenzó un programa para explicarles a los niños la importancia de cuidar el medio ambiente y conservar no sólo las aves sino todos los animales de región.

“Los niños conocían los aves, pero no con el nombre científico. Por ejemplo, les decían azulejos o toches. Ahora las llaman por su nombre y son todos unos ex-pertos en el tema”, explicó la docente.
Este trabajo en las aulas ha contado con el apoyo de ProAves y la Fundación Natura.

Ave migratoria en peligro

La Reinita Cerúlea o Reinita Cielo Azul es un ave registrada en la lista de espe-cies amenazadas, y según la Unión Mundial para la Conservación de la Naturale-za, es “vulnerable a la extinción”.
Su hábitat natural son los sombríos de los cafetales de las diferentes veredas que colindan con el Parque de los Yariguíes, en San Vicente de Chucurí. A esta re-gión llega mientras pasa el invierno de Estados Unidos, donde se reproduce y está en peligro debido a la explotación del carbón que acaba con los bosques.

Paul Hammel, investigador de la vida silvestre para el Servicio Forestal de Es-tados Unidos, le dijo a Vanguardia Liberal que la población de la Reinita Cerúlea o Reinita Cielo Azul ha disminuido un 70% en los últimos 40 años.    “Creemos que este fenómeno se presenta por destrucción de su hábitat, tanto en Estados Unidos como en Colombia. Aquí esta ave utiliza los árboles que le dan sombra a los cultivos de café y cacao. Aplaudimos el trabajo de conservación que se adelanta en San Vicente de Chucurí, donde se localiza la primera reserva que existe en el continente”.

Hammel agregó que el trabajo de conservación no depende de los investi-gadores sino de comunidades como la de San Vicente de Chucurí, que se preocupan por el medio ambiente.
“No es necesario ser un experto para proteger a la Reinita Cerúlea o Reinita Cielo Azul. Cada ave en la tierra es un indicador de la biodiversidad del mundo. Entre más plantas y animales, mayores son las expectativas de vida para el mun-do, y la demostración de amor por las aves de los niños de San Vicente de Chucurí es única en el planeta”.

Caja biográfica

Nombre común: Reinita Cerúlea o Reinita Cielo Azul.
Nombre científico: Dendroica Cerulea.
Hábitat: Bosques de Estados Unidos y cultivos de café con sombra de Colombia.
Alimentación: Insectos.
Alerta: Su población ha disminuido un 70% en las últimas cuatro décadas.
Población: 560.000 individuos.
Tasa de declinación de la población: 4,5% anual.
Distancia recorrida promedio: 3.500 Km. entre Estados Unidos y Colombia, y vice-versa.
Tamaño: 8 centímetros.
Expectativa de vida: 6 años.
Depredadores: Culebras, ratones y el hombre de manera indirecta, al talar los bos-ques.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad