Publicidad
Publicidad
Dom Sep 25 2016
23ºC
Actualizado 12:48 pm

Nuestra cancillería y la presencia rusa en el Caribe | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-12 05:00:00

Nuestra cancillería y la presencia rusa en el Caribe

Nuestra cancillería y la presencia rusa en el Caribe

su política exterior y el emplazamiento de tropas del vecino país en distintos puntos de la frontera con Colombia. Será ese el momento y el escenario en el que el actual ministro de Relaciones Exteriores demuestre ante propios y extraños si tiene luz propia o si sumerge a nuestro país en las aguas cenagosas de un intrincado rifirrafe internacional, en momentos en que algunos analistas hablan de la posible resurrección de la guerra fría en el Caribe.

Pronto comenzarán las maniobras militares de las Fuerzas Armadas venezolanas cerca a aguas limítrofes en discusión con Colombia, en las que participarán importantes unidades de la Armada de Guerra rusa que están equipadas con arsenal nuclear (entre las que se destaca el buque “Pedro El Grande”, su más grande y sofisticado portaaviones).

Es decir, la imprevisible política del gobierno de Hugo Chávez y su ánimo de torear el poderío norteamericano, pisará los callos a nuestra cancillería en el preciso instante en que se lleva a cabo una crucial campaña electoral en Venezuela, con la creciente posibilidad de que aumente el caudal de votos de la oposición.

En tal coyuntura debe nuestra cancillería actuar con gran lucidez, para que no terminemos haciendo de comodines en ese juego de geopolítica internacional y que el sentimiento anticolombiano despierte un equivocado nacionalismo en Venezuela, lo que puede estarse buscando con ahínco.

A ello se une la decisión tomada por el gobierno de Caracas de asentar en diversos puntos de la frontera con Colombia varias unidades militares, lo que subirá la temperatura de la ya caliente región limítrofe.

Tan espinoso conjunto de hechos servirá de  examen a la habilidad política y estratégica de nuestro Canciller, alguien que desde su posesión ha mostrado un bajo perfil y sobre quien comienzan ya a filtrarse críticas por entre las rendijas de los mentideros políticos. Difíciles semanas esperan al frente diplomático nacional.

Sí, pues la burocracia de la cancillería más de una vez ha servido como carta de ajuste para garantizar mayorías de la coalición de gobierno en el Congreso. Y esa no debe ser su función.

Tampoco puede centrarse todo en la difícil aprobación del TLC con E.U. La diplomacia colombiana debe fijar los ojos en el escenario comentado y dedicar mucho de su actividad al manejo de las cruciales relaciones con Venezuela, pues Hugo Chávez, teniendo ante sí unas elecciones complicadas, la caída internacional del precio del petróleo, la baja tasa de crecimiento interno y las críticas de muchos sectores domésticos, puede buscar entretener la atención de sus nacionales despertando ese equivocado sentimiento anticolombiano que ya conocemos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad