Publicidad
Publicidad
S√°b Oct 1 2016
22ºC
Actualizado 12:08 pm

Ofensa repudiable | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-13 05:00:00

Ofensa repudiable

Nadie desconoce, as√≠ sea un ne√≥fito del f√ļtbol, que dicho deporte es un emblema nacional para Argentina y un orgullo para cada argentino.
Ofensa repudiable

Sus m√©ritos y haza√Īas logrados lo pregonan y sus campeonatos mundiales lo ratifican. Este deporte para la Argentina es un s√≠mbolo patrio y la multitud lo invoca con respeto, entusiasmo, orgullo e irrenunciables anhelos de victoria.

El f√ļtbol es, gracias entre otras a la influencia argentina, el deporte estrella para el mundo, convirti√©ndose sus practicantes y admiradores en el mayor conglomerado deportivo del orbe. Por ello, hemos considerado una ofensa repudiable mundialmente que la AFA en una aparente crisis, haya designado a Maradona, la ant√≠tesis del deportista integral, como entrenador oficial de su seleccionado nacional, cuando su vida deportiva, p√ļblica y privada, por su ex-condici√≥n de astro del f√ļtbol, es minuciosa y mundialmente conocida.

Impactan equilibradamente sus proezas deportivas con sus comportamientos indebidos y antisociales. Un entrenador capacitado académicamente, máxime para una selección mundial, es un ícono a quien se le admira como ejemplo, como maestro, como ser en quien, especialmente sus dirigidos, vislumbran con sus inquietudes y sus anhelos la panacea de sus afectos y sus esfuerzos deportivos.

Triste entonces, ofensivo y denigrante también, que pongan en dicho pedestal a quien, así se crea que se ha rehabilitado, fuera un drogadicto escandaloso y consuetudinario, un camorrista innato, un grosero y un patán, un farsante ante la justicia, un irresponsable en el cumplimiento de sus obligaciones contractuales, un peleador irredento y un enloquecido con el dinero y la gloria, quien se ganó, merecidamente, el desprecio y la antipatía generales, a pesar de haber sido un astro innegable.

Pero en Colombia no podemos hablar muy duro ni exigir algo, porque aqu√≠ el sectarismo politiquero de pacotilla ha exaltado, sin cumplir primero con la Verdad, la Justicia y la Reparaci√≥n, a guerrilleros a Gobernaciones, a Alcald√≠as y lo que es peor, al Congreso, para adornarlos con el flagrante calificativo: ¬ďHonorables Padres de la Patria¬Ē. Un doble pleonasmo que, mundialmente nos averg√ľenza y desacredita.
Escritor Ito

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad