Dom 29 de Mar de 2015
24ºC
Actualizado 02:25 pm

El chisme nos enreda el alma | Noticias de santander, colombia y el Mundo

0000-00-00 00:00:00

El chisme nos enreda el alma

M√°s all√° de lo ¬Ďpicante¬í que nos puede resultar un chisme, nunca debemos olvidar que esa habladur√≠a tiene una sola finalidad: amargarle la vida a alguien. Y seamos sinceros: muy pocos se salvan de esa ¬Ďpeste¬í.
El chisme nos enreda el alma

Todo lo que rumoramos de alguien siempre ser√° ¬Ďm√°s malo que bueno¬í. El chisme es mal intencionado, vulgar, feo, rastrero y, sobre todo, nos hace ver como ni√Īos peque√Īos sac√°ndonos la lengua.De manera desafortunada el chisme se da porque nos acostumbramos a vivir del qu√©- dir√°n y, sobre todo, porque tenemos la ¬Ďma√Īa¬í de estar pendientes de las vidas ajenas.¬ŅEs usted chismoso? ¬°Mucho cuidado! No queremos herir su susceptibilidad pero es probable que afronte una vida triste, amargada y un tanto frustrada.Un chismoso es alguien que no tiene oficio o que descuida sus asuntos personales por curiosear la ¬Ďagenda¬í de sus vecinos. Lo dicen las Sagradas Escrituras: ¬ďel que vive del rumor, se la pasa viendo la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio¬Ē.Es cierto: los periodistas tenemos una buena parte de responsabilidad en este ¬Ďc√°ncer¬í. No en vano a las revistas de far√°ndula, a los programas de televisi√≥n o a los espacios radiales les interesan m√°s los pormenores de la vida privada de un actor que, ni siquiera veremos en nuestra vida, que la promoci√≥n de los valores humanos.A la gente le gusta el chisme, se deleita con √©l, se distrae, se r√≠e; pero nunca crece como persona.¬ŅSabe una cosa?Un chismoso no es una persona confiable. ¬°Todo lo contrario! puede llegar a ser alguien ¬Ďabominable¬í.¬°Bueno! a lo mejor usted se preguntar√°: ¬Ņqu√© tiene que ver el chisme con la P√°gina Espiritualidad?¬°Mucho!El chisme est√° en todas partes ¬Ďfranqueando¬í nuestro esp√≠ritu. El hecho de que su nombre vaya de boca en boca, sin sospecharlo, puede adquirir dimensiones monstruosas en su estado de √°nimo. Algunos asemejan al chisme con una culebra sin fin que merodea entre los recovecos urbanos.Y aunque lo importante no es lo que digan de nosotros, sino lo que nosotros hacemos con esa ¬Ďbasura¬í que hablan; no todos estamos preparados para contrarrestar las habladur√≠as.El chisme puede resultar un arma mortal. As√≠ que antes de abrir la boca para decir algo de alguien, preg√ļntese: ¬ŅAumentar√° mi espiritualidad, mi amor, mi respeto o mi aprecio eso que voy a decir de la persona?Si no es as√≠, ¬°mejor no diga nada! Es importante que cada quien pare de hablar mal sobre las dem√°s personas; sin embargo, tambi√©n es clave ayudar a que nuestros amigos o parientes tampoco hablen mal de los otros. Otra sugerencia: p√≠dale a Dios que cuide su lengua y que jam√°s le permita escupir para arriba; porque si no se contiene, la saliva le caer√° en su propia cara.test¬ŅQu√© generan los chismes?Separan a los amigos.Siembran desconfianza.Crean la discordia.Hieren y destruyen.Fomentan la rabia.Nos enfrentan con los dem√°s.Tergiversan la realidad.LISTA¬ĎTop 5¬í de los peores chismosos1Los que tienen una personalidad f√°cilmente influenciable y baja autoestima.2Los que se regodean con el morbo que le ponen a una situaci√≥n de otra persona, sea o no cierta. 3Los que buscan comprometer a quienes los escuchan, haci√©ndoles emitir una opini√≥n. 4Los que hablan como ¬Ďloras borrachas¬í y fastidian por el veneno que destilan.5Los que con su chisme quieren demostrar que est√°n a favor de la persona involucrada en el chisme, pero lo √ļnico que quieren es multiplicar el rumor.testEjercicio pr√°ctico Marque con una ¬ĎX¬í la respuesta correcta: Si Juan le comenta a Pepe cosas malas de Alejandra¬Ö1. ¬ŅLa luz del coraz√≥n de qui√©n se va a apagar?¬†¬†¬†¬†¬† La de Juan¬†¬†¬†¬†¬†¬† La de Alejandra¬†¬†¬†¬†¬†¬† La de Pepe2. ¬ŅEl alma de qui√©n se va a extinguir?¬†¬†¬†¬†¬† El de Juan¬†¬†¬†¬†¬†¬† El de Alejandra¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† El de Pepec) ¬ŅLa reputaci√≥n de qui√©n se ver√° afectada? __¬† La de Juan¬†¬†¬†¬†¬†¬† La de Alejandra¬†¬†¬†¬†¬† La de Pepe

Publicada por
eardila@vanguardia.comEuclides Ardila Rueda
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad