Acusar√°n de asesinato al 'carcelero de Amstetten' | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-13 17:25:33

Acusar√°n de asesinato al "carcelero de Amstetten"

El jubilado austr√≠aco Josef Fritzl, conocido como el "carcelero de Amstetten" por haber encerrado y violado a su propia hija durante casi un cuarto de siglo, ser√° acusado de asesinato de uno de los siete hijos-nietos nacidos en el calabozo de su casa.Seg√ļn la acusaci√≥n de la Fiscal√≠a de Sankt P√∂lten, en el estado federado de Baja Austria, el t√©cnico electricista de 73 a√Īos se enfrenta a una cadena perpetua si es considerado culpable de haber causado deliberadamente en 1996 la muerte de uno de los ni√Īos nacidos como fruto de las continuas violaciones.
Acusar√°n de asesinato al 'carcelero de Amstetten'

Además, la acusación ha incluido los cargos de esclavitud, violación, reclusión, coacción e incesto, y así las cosas, parece garantizado que Fritzl pase el resto de sus días en la cárcel.

Seg√ļn el sistema legal austr√≠aco, las penas de diferentes delitos cometidos no se acumulan, y la sentencia final se basar√° en el hecho de mayor gravedad, en este caso, el de asesinato.

Además de exigir la pena pertinente por la gravedad de los delitos cometidos, la Fiscalía ha solicitado el ingreso de Fritzl en un centro psiquiátrico de reclusión de delincuentes anormales.

El mes pasado, un informe psiqui√°trico defini√≥ al acusado, que permanece encarcelado desde abril pasado, como "l√ļcido" para enfrentarse a un juicio con jurado, aunque considera que Fritzl sufre una degeneraci√≥n ps√≠quica y emocional grave.

El juicio en este espectacular caso, que conmocion√≥ al mundo tras salir a la luz en abril pasado, se celebrar√° probablemente en marzo del a√Īo pr√≥ximo.

Seg√ļn la Fiscal√≠a, el acusado, "pese a tener conocimiento de la situaci√≥n de peligro para la vida del beb√©, omiti√≥ premeditadamente disponer la necesaria ayuda de terceros".

Esta acusaci√≥n se basa en un informe pericial que concluy√≥ que el ni√Īo, gemelo de otro, habr√≠a sobrevivido si hubiera recibido la atenci√≥n m√©dica pertinente.

El peritaje se bas√≥ en las declaraciones de la hija de Fritzl y madre del ni√Īo, Elisabeth, de hoy 42 a√Īos, que asegur√≥ que nada m√°s nacer el beb√©, se percat√≥ de que "algo no iba bien".

La mujer asegur√≥ que su padre, y a la vez padre de la criatura, no reaccion√≥ ante los evidentes problemas de salud del peque√Īo, que apenas 72 horas despu√©s del parto falleci√≥ y fue incinerado en la caldera de la casa por Fritzl.

La versi√≥n del "carcelero de Amstetten" es que √©l no asisti√≥ al parto, que no visit√≥ a su hija en el s√≥tano inmediatamente tras el nacimiento y que no se enter√≥ de que hab√≠an nacido gemelos hasta que el ni√Īo ya estaba muerto y su hija le entreg√≥ el cad√°ver.

Adem√°s, el pliego de cargos incluye el de esclavitud, al indicar que Elisabeth, estuvo sometida a un "estado similar a la esclavitud" entre el 29 de agosto de 1984 y el 26 de abril de 2008, cuando fue liberada.

La Fiscal√≠a se√Īala que Fritzl "secuestr√≥ y encerr√≥" a su hija, a la que exigi√≥ sus "servicios sexuales" y la trat√≥ como si fuera su "propiedad".

Los cargos no sólo se refieren a los abusos contra Elisabeth, sino también contra tres de los hijos, a los que mantuvo ocultos en el sótano de su casa, mientras que los otros tres fueron educados en el seno de la familia como si fueran sus nietos.

El documento del fiscal se refiere a que las cuatro v√≠ctimas fueron "encerradas ilegalmente en un s√≥tano estrecho y h√ļmedo de su casa, sin ventanas y sin luz natural ni ventilaci√≥n".

Además, Fritzl les amenazó continuamente con el uso de gas o de explosivos en caso de que trataran de escapar, con lo que se aseguró que sus víctimas renunciaran a cualquier intento de rebelión.

Rudolf Mayer, el abogado defensor del acusado, no quiso comentar hoy la presentación acusación.

El caso se destap√≥ en abril, cuando Kerstin, de 19 a√Īos, la primog√©nita de Elisabeth, cay√≥ enferma y su madre convenci√≥ a Josef de que la llevara al hospital.

All√≠, ante la extra√Īa dolencia de la joven, los m√©dicos insistieron en contactar con la madre.

La llegada de Elisabeth al hospital despertó la sospecha de los médicos, que avisaron a la Policía, tras lo que Elisabeth y su padre confesaron los hechos.

Kerstin permaneció internada durante meses en el hospital de Amstetten, antes de recuperarse y poder reunirse a su familia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad