La II División | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Oct 20 2017
24ºC
Actualizado 05:11 pm

La II División | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-15 05:00:00

La II División

Asumió su cargo y funciones el nuevo comandante de la II División del Ejército, que tiene su sede en Bucaramanga. El alto oficial anunció que esta unidad militar lavará su honor y recuperará el buen nombre. Pero la opinión pública de la región tiene un cúmulo de inquietudes sobre lo que allí ha ocurrido y lo que exige el propósito del señor General. Algunas de ellas las comentaremos.
La II División

Lo que ha sucedido en el seno de la II División del Ejército es supremamente grave y no es atinado enmarcarlo dentro de la denominación de “casos aislados”, ya que ello minimiza el problema y en buena parte sirve para tender una cortina de humo que encubra a aquellos miembros de la Fuerzas Armadas que cometieron muy cruentos delitos de lesa humanidad y contra el Derecho Internacional Humanitario.

Es de hondo espectro el que durante un  lapso, desafortunadamente amplio, militares adscritos a la II División del Ejército hayan cometido delitos contra la vida de inocentes ciudadanos para algo tan nimio como obtener un permiso de varios días.

La labor del nuevo Comandante y del conjunto de oficiales que lo acompañe en los cargos de dirección de tal unidad militar es exigente en grado sumo, ardua, perseverante y difícil, si de verdad se desea extirpar el tumor maligno que dentro de ella anidó.

La decisión tomada por el gobierno de Estados Unidos de no prestar en el futuro un determinado tipo de asistencia y cooperación a la II División, es de mucho espectro, contenido y  significación. Tratar de disimular y reducir ello es una política equivocada que impide el tomar el toro por los cuernos y llegar al fondo mismo del problema.

Las conductas delictivas cometidas por personal adscrito a la II División, que la prensa colombiana e internacional ha denominado genéricamente como “falsos positivos”, abarca un conjunto de graves comportamientos llevados a cabo por individuos que en desarrollo de la guerra rompieron todos los diques, se deshumanizaron y reclama una dura y ejemplar sanción.

¿Por cuánto tiempo se extenderá y qué conjunto de actividades militares quedarán afectadas por la decisión tomada por el gobierno de E.U? ¿Qué medidas y de qué carácter deben tomarse por parte de los oficiales que dirigen la II División para solucionar tan delicada situación?

El asunto es complejo. No será fácil corregir los yerros, ni lograr aislar a quienes están manchados con tan grave acusación.

El nuevo comandante de la II División y la cúpula de dicha unidad militar tienen ante sí un desafío de grandes dimensiones y sus tareas quedan expuestas al prisma de la crítica.

Es amargo lo ocurrido. La ciudadanía del nororiente colombiano ha sido afectada por el mal comportamiento de militares que formaban parte de la II División. Limpiar tan protuberante mancha será complicado y exigente. La región queda a la expectativa.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad