Y al fin, ¿de quién fue la culpa? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Feb 20 2018
19ºC
Actualizado 06:56 pm

Y al fin, ¿de quién fue la culpa? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-17 05:00:00

Y al fin, ¿de quién fue la culpa?

Hace muchos meses publicamos en este espacio una nota sobre las pirámides. Insistimos en que el tema reflejaba la desesperación de un sector que más que ingenuo parecía excluido por un sistema financiero que le negaba constantemente cualquier posibilidad de obtener un crédito. Nos preguntábamos entonces, dónde había quedado el ‘compromiso en contra de la pobreza’ del que alardeaba por esos días Luis Carlos Sarmiento Angulo, y finalizamos echándole puyas al Fiscal General.
Y al fin, ¿de quién fue la culpa?

La inoperancia institucional llegó a su máximo posible esta semana, y la ignorancia - o pendejada - de unos cuantos también.

¿Quieren culpables? Los hay por todos lados. El problema de las pirámides reflejó que la educación en materias como el ahorro y la banca es realmente deplorable. La clase media, aparentemente mejor educada, fue víctima directa de una crisis anunciada. Entiendo que ahora, con los decretos del Estado de emergencia económica, se dará prioridad en la recuperación de los dineros a quienes se encuentren en estratos 1 y 2. A los de 3 y 4 no deberían devolverles su plata – digo yo – por ser tan bobos y necios e insistir en una fórmula mágica que por ningún lado parecía posible.

Pero bueno, digamos que entiendo a algunos por lo que decía al comienzo: si de culpables deberíamos hablar, entonces tendremos que decir que los grandes banqueros han aportado su tanto a la crisis. Dice el Premio Nobel, Muhammad Yunus que “los banqueros tradicionales están atrapados en sus paradigmas, creen equivocadamente que los pobres – que son dos terceras partes de la población del mundo – no son sujeto de crédito porque supuestamente representan un riesgo demasiado elevado”.

Bajo esa premisa, nuestros ‘Sarmientos’ le han dado la espalda a muchos que desesperados acuden a los agiotistas o a los ‘faraones’ que por cierto siguen librecitos haciendo uso del dinero captado ilegalmente.

Culpable el superintendente financiero que a mala hora renunció. Su retiro debió producirse mucho antes porque su ineptitud llegó al extremo de no intervenir la famosa pirámide DFRE pese a que en rueda de prensa, a principios de la semana, su propietario tuvo el descaro de confesar su crimen, sin que ninguna autoridad hiciera algo al respecto.

Todavía más culpable el Fiscal, cuya lentitud en los procesos de investigación es aberrante. A la vista de todos se cometieron delitos de estafa sin que el jefe investigador moviera siquiera sus operados párpados.

Por último culpemos a los políticos de turno. Por estar pensando en la reelección, en el 2010 o en el 2014, están dejando de hacer lo suyo. ¡El problema de las pirámides les quedó grande a todos!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad