Publicidad
Publicidad
Vie Sep 30 2016
22ºC
Actualizado 03:30 pm

La osamenta de Ortún Velasco De Velásquez | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-18 05:00:00

La osamenta de Ortún Velasco De Velásquez

Invitados por la Honorable Academia de Historia de Pamplona, asistimos a una imponente ceremonia eclesiástica y militar que se desarrolló en la iglesia Catedral de esa histórica ciudad. Se trataba de oficializar el traslado de los restos del fundador de Pamplona Ortún Velasco De Velásquez y la de una cripta en la misma sede.
La osamenta de Ortún Velasco De Velásquez

Monseñor Álvaro Alarcón Infante, investigador de tiempo completo, no descansó hasta que pudo llegar a la conclusión que el esqueleto de Velasco correspondía a documentos hallados en el Convento de Santa Clara.

Con motivo de la restauración de la Catedral emprendida en 1982 y concluida en 1988, al cavar, con el fin de hacer el basamento de piedra del presbiterio para el nuevo altar que tiene un peso de dos toneladas, se encontró una osamenta humana, en sencillos cajones de madera casi desechos, una medallita de Santa Clara y un Cristo pequeño de oro marcado con su inicial. El hallazgo hizo que Monseñor se dedicara a buscar fuentes históricas que lo llevaran a descubrir a quién correspondía el conjunto de huesos encontrados.

Un libro venerable del archivo del Convento de Santa Clara consignado por Doña María de Velasco, su principal fundadora, hija de Don Ortún Velasco De Velásquez y hermana de Doña Magdalena, fundadoras también y Superiora del Convento, dice que se coloque bajo la protección de la “Santísima y limpísima concepción de nuestra Señora el patronazgo de la capellanía y de la iglesia, sea para Ortún Velasco y sus hijas, en la iglesia del Convento no se puede enterrar ni tener sepulturas y asientos de otra persona alguna.”

Una persona ajena a la comunidad, no puede ser enterrada en el convento; ni en la iglesia ni mucho menos en el panteón de las religiosas. Sin embargo, para el tiempo de la conquista española, existen tres excepciones para los entierros en las iglesias las cuales se conservarán hasta el código del Derecho Canónico de 1918; podrán ser sepultados los cardenales en su iglesia, las personas de la familia real y los fundadores de ciudades y conventos.
Don Ortún vivió 35 años en Pamplona hasta su muerte acaecida el 4 de Noviembre de 1584, el mismo año de la fundación del convento de Santa Clara.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad