Vie Sep 30 2016
19ºC
Actualizado 08:09 pm

Le llegaron al coraz贸n de la antracnosis | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-19 23:38:34

Le llegaron al coraz贸n de la antracnosis

En la Mesa de los Santos, Santander, se cultiva uno de los ingredientes protag贸nicos de la gastronom铆a.
Le llegaron al coraz贸n de la antracnosis

Sus rodajas rojas o verdes, bien calan en cualquier parte del mundo.

Pero, para poder producir un tomate en esa zona, hay que fumigar el cultivar docenas de veces con fungicidas, con el fin de mantener a raya una enfermedad, que es capaz, en el menor de los descuidos, de acabar la siembra:

 

La antracnosis.

En pocas palabras, pudre la fruta, as铆 de sencillo. Es m谩s, tomate, como dicen los campesinos al que 聯medio lo pique la antracnosis, no sirve聰, pues parece que desintegrara los tejidos, en medio de una especie de 贸valo que va de gris a oscuro, y de paso acerc谩ndonos a la fetidez.

Pero a la antracnosis, literalmente, le 聯rompieron el espinazo聰, ya que identificaron las especies de los microorganismos que la causa.

Biotecnolog铆a pura

Detr谩s de esa valiosa investigaci贸n, est谩 la microbi贸loga Adriana Mar铆a Sanabria, de la Universidad Nacional de Colombia, qui茅n logr贸 identificar las especies del hongo Colletotrichum (fitopat贸geno causante de la enfermedad).

La investigadora, de acuerdo al reporte t茅cnico, aisl贸 293 cepas extra铆das de lesiones de antracnosis, las cuales estaban presentes en frutos como mango, tomate de 谩rbol y lim贸n tahit铆, cultivares apetecidos para los ataques de esa enfermedad.

Esos frutos son parte de la colecci贸n de Corpoica en el Laboratorio de Fitopatolog铆a del Programa de Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades del Centro de
Investigaci贸n Tibaitat谩, en Bogot谩.

聯Usando herramientas de biolog铆a molecular, se聽 identificaron las especies C. gloeosporioides y C. acutatum en los frutales聰, agreg贸.

De acuerdo con la investigadora, 聯las estrategias de manejo utilizadas en este momento est谩n basadas en pr谩cticas culturales acompa帽adas del uso intensivo de fungicidas, los cuales aumentan el riesgo de complicar el manejo futuro de la enfermedad por el desarrollo potencial de resistencia a ingredientes activos en las poblaciones pat贸genas del hongo聰.

La metodolog铆a

Los estudios se efectuaron en el Laboratorio de Patolog铆a de Forrajes del Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT, donde se determin贸 las especies, y de paso, su variabilidad gen茅tica.

聯Observamos que hay alta diferenciaci贸n entre los aislamientos de C. acutatum de tomate de 谩rbol y lim贸n. La poblaci贸n del pat贸geno correspondiente a tomate de 谩rbol se caracteriz贸 por ser homog茅nea, clonal y tener una base gen茅tica estrecha; mientras, la poblaci贸n de lim贸n, por el contrario, mostr贸 heterogeneidad y mayor diversidad聰, agreg贸.

Igualmente, la investigadora encontr贸 una gran diferencia por 聯hospedero entre los aislamientos de C. gloeosporioides de lim贸n, y mango. La poblaci贸n del pat贸geno se caracteriz贸 por ser compleja, heterog茅nea y altamente diversa聰, asegur贸 la microbi贸loga.

Un buen paso

De acuerdo con Hernando Ni帽o Rivera, director de la Corporaci贸n Org谩nica de Colombia, Corpocolombia, identificar los causantes reales de la antracnosis, es un gran paso, pues permite que se ataque de manera espec铆fica y no como se viene haciendo, que es con productos para todo tipo de hongos.

聯Por ejemplo, en la Corporaci贸n, donde no trabajamos con qu铆micos, la afrontamos con un mayor distancia entre matas para permitir una mayor entrada de luz solar, alta nutrici贸n y azufre, con muy altos resultados聰, agreg贸.

Ni帽o Rivera dijo que la antracnosis, como todas las enfermedades f煤ngicas, tienen un gran aliado: La humedad, por lo que hay que propender por m谩s luz.
聯La nutrici贸n es fundamental, pues las plantas se hacen m谩s fuertes y sanas聰, sostuvo.

El directivo dijo que solo resta esperar las nuevas estrategias de manejo, c贸mo se va atacar y sus formas de camuflarse.

聯Ya se conoce el enemigo y ser谩 m谩s f谩cil llegarle聰, asever贸.

M谩s de $500.000

Jaime Hern谩ndez P茅rez, tiene 27 a帽os y lleva 10 ininterrumpidos sembrando tomate en Piedecuesta, Santander.

La peca, como llaman la antracnosis, es un fuerte dolor de cabeza, pues se lleva m谩s del 30% de la cosecha.

Por ejemplo, le aplica al cultivo cuatro fumigadas, cada una de las cuales, en promedio, tiene un valor de $120.000, con dos productos qu铆micos que usan de manera alterada para romper la resistencia del hongo.

Lo anterior significa que para afrontar la antracnosis en una hect谩rea, f谩cilmente hay que invertirle cerca de $500 mil.

聯As铆 le metamos esa plata, medio la controlamos, pues no se acaba del todo y sus efectos son muy fuertes. La cosecha dura 62 d铆as, pero en los primeros 20 ya hay que comenzar a fumigarla聰, agreg贸.

Una hect谩rea lleva 10 mil matas, es decir se siembran a metro de distancia.

4.000
hect谩reas de lim贸n tahit铆 se encuentran en Colombia, de las cuales el 70% son afectadas por esa enfermedad.

7.500
hect谩reas de tomate de 谩rbol est谩n sembradas a lo largo y ancho del pa铆s, y 25% tienen pintas por la antracnosis.

40%
de las siembras de mango, son blanco de esa enfermedad f煤ngica.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad