Publicidad
Publicidad
S√°b Sep 24 2016
17ºC
Actualizado 06:16 pm

Edilberto Moreno Fletcher, buscando entre los ancestros | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-20 00:00:20

Edilberto Moreno Fletcher, buscando entre los ancestros

En esta historia, los apellidos sí importan. Son la base de la investigación y la esencia que conecta a su protagonista con Santander.
Edilberto Moreno Fletcher, buscando entre los ancestros

A√Īos atr√°s, antes de que muriera en la √©poca de La Violencia, Alfredo Fletcher dej√≥ Duitama para encontrar una esposa y poblar San Jos√© de Charta.

 

Vendió quina y se casó con María Victoria Díaz Martínez en una zona conservadora que le cobraría su filiación liberal.

Alfredo Fletcher fue asesinado en 1948, cuando se desató la fiebre por defender los partidos políticos a raíz del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán.

María Victoria continuó con sus hijos, entre ellos Graciela, quien se convertiría en la mamá del hombre que recogió la genealogía de Santander.

1. El origen de Edilberto  

El abuelo, Alfredo Fletcher, no alcanzó a conocer al esposo de su hija Graciela, Ricardo Moreno Amorocho.

Tampoco supo nunca del hijo de ella, Edilberto. Pero el nieto sí conoció al abuelo. Le siguió la pista. Unió retazos de los recuerdos de Graciela con la historia de Ricardo por medio de documentos históricos.

El padre de Edilberto volvi√≥ a casarse alg√ļn tiempo despu√©s y el ni√Īo se dedic√≥ a mantener unida a la familia, inspirado por la de un vecino suyo.

El hombre se reunía sagradamente cada lunes a las siete de la noche con sus hijos y esposa. Una familia numerosa que dedicaba esa velada para compartir recuerdos y juegos de la infancia del padre.

Edilberto se internó en las vivencias de ese hombre: era mormón.

¬ďYo nac√≠ de buenos padres, arranca el libro de la Iglesia Mormona. Esta religi√≥n investiga sobre los antepasados y hace honra al apellido, eso me conmovi√≥¬Ē, se√Īala Edilberto.

¬ďLos lazos humanos tienen un poder mucho m√°s grande de lo que yo pensaba. Saber de sus or√≠genes hace que las personas se sientan m√°s cercanas a su familia¬Ē.

Edilberto visit√≥ la tumba de Alfredo Fletcher cuando era un ni√Īo. Pero s√≥lo hasta antes de morir, su padre le cont√≥ las razones pol√≠ticas que acabaron con la vida del abuelo materno.

2. El destino

Edilberto sali√≥ de San Jos√© de Charta, ¬ďChartagena, le digo yo con cari√Īo¬Ē, para estudiar una tecnolog√≠a en Electricidad.

Pero los regentes de su Iglesia le encargaron una misión. Necesitaban una persona interesada en recoger la genealogía de Santander. Y Edilberto fue su candidato.

Lleva en esto ya veinte a√Īos.

Ha buscado durante dos décadas por dos razones. La primera, porque creció en una familia grande, llena de  misteriosos y maravillosos personajes. Y la segunda, porque es su trabajo.

Su tarea es descubrir la genealogía de quienes lo solicitan.

Por ejemplo, la Iglesia Mormona hizo un convenio con la Universidad Industrial de Santander para registrar la genealogía de la región.
Cualquier curioso que quiera consultar su pasado encontrará un archivo en el Centro de Documentación Histórica de la universidad.

¬ďVisit√© los pueblos de Santander y Norte de Santander. Y en todos estos viajes me he encontrado con historias sorprendentes¬Ē, con encuentros inesperados.

3. El caso

¬ďTengo una amiga que quiso conocer su pasado. Los archivos y averiguaciones nos indicaron que deb√≠amos buscar en California¬Ē.

Al medio día, cansada de preguntar en vano, Martha Parra se sentó en una cafetería cualquiera para descansar, mientras Edilberto investigaba entre los archivos parroquiales californianos.

Martha le contó a la mujer de la tienda lo que buscaba en el pueblo.

¬ďLas personas mayores son quienes m√°s conocen la genealog√≠a de cada regi√≥n porque han estado all√≠ casi toda su vida¬Ē, se√Īala Edilberto, quien apenas llegaba a la cafeter√≠a para unirse a su amiga.

Se√Īas y recuerdos bastaron para que la mujer de la cafeter√≠a tuviera una idea. ¬ďEsa persona que usted busca, soy yo¬Ē.
¬°Vaya sorpresa! Edilberto fue part√≠cipe de l√°grimas y alegr√≠a, porque su amiga estaba sola y ahora hab√≠a encontrado su ¬ď√°rbol en el mundo¬Ē.

A esta altura de su vida, Edilberto conserva una mirada limpia, casi ingenua, bien abierta ante los documentos de los antepasados suyos y de Santander.

Cuando ve las aptitudes musicales de sus hijas Laura Alejandra y Mar√≠a Daniela ¬ďno se me hace extra√Īo. Yo no tengo talento musical pero mi padre s√≠, y mi abuelo tambi√©n. Entonces es como verlos, como ver a mi padre tocando la guitarra en manos de mis hijas¬Ē.

Edilberto tiene también un hombrecito llamado Samuel Andrés, que lo espera en casa junto con Martha Patricia, su esposa.

4. En el mundo

¬ďLa gran biblioteca de historia familiar del mundo se cre√≥ en 1894¬Ē, explica Edilberto, est√° ubicada en Utah, Estados Unidos y est√° en boca de todos por la euforia desatada por quienes quieren conocer su √°rbol familiar.

Existen en Internet p√°ginas como Rootsweb.com, Dearmyrtle.com, Ancestry.com, Family Search, Ancestor Search, o Miparentela.com, que se dedican a buscar a los parientes de los internautas.

Mediante el correo electrónico, estos lugares envían solicitudes a los familiares del interesado para que se registre y registre a su vez a la parentela.

Con este sistema se han encontrado casos de personas cuyos ancestros son personajes de hasta cinco siglos atr√°s.

¬ďLa mayor√≠a de mis antepasados vinieron de este territorio y emigraron de muchos lugares. Algunos de Espa√Īa y uno de Alemania. Lo m√°s bonito es encontrar detr√°s de un nombre, una vida¬Ē, cuenta Edilberto.

En el caso de Santander, una de las líneas más antiguas la posee el apellido Villamizar, que se remonta al siglo dieciséis y pobló Pamplona.

También la línea Díaz es antiquísima y Edilberto está orgulloso de que el apellido Moreno pertenezca también a una larga tradición.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad