Las últimas decisiones gubernamentales | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Oct 22 2017
20ºC
Actualizado 05:55 pm

Las últimas decisiones gubernamentales | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-20 05:00:00

Las últimas decisiones gubernamentales

Más allá del debate por la gran lentitud de las entidades estatales de control en ejercer la función de policía administrativa que tienen para meter en cintura a deformadas y peligrosas empresas mutantes del mundo financiero que causan letal daño a quienes les confían su dinero y abren profundas grietas en la economía nacional, prudente es comentar algo de lo que ha ocurrido.
Las últimas decisiones gubernamentales

La legislación colombiana si tenía herramientas jurídicas y desde hace tiempo ha debido tomar medidas al respecto. Faltó dinamismo e imaginación en  funcionarios públicos acostumbrados a actuar solo en torno a Bogotá y Medellín, quienes no se percataron de la hondura y fuerza de lo que surgía en la periferia. Eso es consecuencia de la falta de presencia del Estado en tales lugares.  

Las Superintendencias son las entidades estatales indicadas para tomar medidas administrativas globales que pongan freno a situaciones anormales como las vividas ya que la Fiscalía actúa solo para casos individuales de  conductas delictuales.

Una vez más el Estado debe hacer  presencia represiva en la periferia. Putumayo,  Nariño y Cauca son amargos escenarios del conflicto armado interno que vivimos. En su territorio hay cultivos ilícitos, actividad represiva del Estado, presencia paramilitar, guerrillera y de narcotraficantes. Si se le agregan como sumandos las medidas que en contra de “las pirámides” y  DMG ha tomado la administración Uribe Vélez y no se llevan a allá las otras caras del Estado, se ahonda el conflicto y las consecuencias de estas nuevas heridas solo serán visibles a mediano y largo plazo.

Hay mucho por debatir, pero es urgente que con el dinamismo mostrado  en los últimos días por la administración Uribe Vélez, se diseñe, implemente y vuelva realidad la presencia de facetas amables del Estado en tales regiones y  se desarrollen políticas que den salida institucional a las fuerzas sociales y a la mano de obra que hay en tales lugares de nuestra geografía.

“Las pirámides” y sus efectos están  estudiados desde hace tiempo. No  tienen punto bueno. Pero debe el sector financiero hacer un desapasionado análisis sobre su papel frente a amplios sectores de la población colombiana, pues significativa parte de su actividad está diseñada para el centro económico, olvidando a la periferia. Además, los porcentajes de intermediación cobrados por los servicios a pequeños clientes aleja a  considerable número de ciudadanos de su radio de influencia y estos buscan entonces otros caminos financieros, cayendo en las redes de mutantes de la actividad financiera como “las pirámides”, el “gota a gota” y las prenderías.

De las medidas tomadas hay una que choca frontalmente contra el edificio jurídico y constitucional colombiano: aquella que establece la  retroactividad para ciertos delitos relacionados con la actividad de “las pirámides”. Darle a un delito efectos retroactivos es letal decisión. Las normas penales solo pueden tener efectos hacia adelante o se quiebra la democracia y la institucionalidad colombiana se hunde en un diabólico laberinto.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad