Publicidad
Publicidad
Vie Sep 30 2016
19ºC
Actualizado 06:55 am

Otras pirámides invisibles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-19 22:59:17

Otras pirámides invisibles

En este gobierno de la seguridad democrática, que se arrepiente cada momento de lo que no hizo, no vio y no gobernó, existen una gran cantidad de problemas de carácter social también invisibles y no asumidos ni tratados como debe ser, con políticas sociales oportunas y eficientes.
Otras pirámides invisibles

Casi podría afirmarse que hay muchas otras pirámides a las cuales no se les presta atención, a pesar de que día tras día van causando estragos por sus consecuencias adversas en la vida comunitaria de amplias mayorías de compatriotas, utilizando el término del presidente Uribe.

Me refiero a situaciones diarias que se repiten y son invisibles para el gobierno y la estructura administrativa local, en este caso, Alcaldía o departamento. Son por ejemplo, los múltiples casos de violencia hacia las mujeres, que suman al año en la ciudad de Bucaramanga 3.000 mujeres físicamente heridas a golpes, contusiones y/o patadas causadas por sus compañeros sentimentales, y que no reciben por parte de las autoridades protección ni orientación, dado que las instancias gubernamentales encargadas se encuentran sin equipos profesionales idóneos, hecho que se manifiesta en las Comisarías de Familia y Fiscalías, señalando sólo dos aspectos causantes de la desatención e impunidad frente a la grave violencia hacia la población femenina.

Otra causa más profunda, es que se sigue considerando que lo que sucede de puertas para adentro es algo sin importancia ni consecuencias sociales, y no hay en la práctica una política pública que sancione de manera drástica el proceder de muchos hombres agresores y además oriente de manera certera a las mujeres para no seguir aceptando vivir cadenas de violencia repetitivas y perversas para ellas y sus hijos/as.

Otra pirámide silenciosa e invisible a la que dedicaré una columna completa por la gravedad de la misma, es la prostitución infantil y adolescente, que tiene niveles de primer, segundo y tercer grado; problema social exacerbado en los últimos años, involucrando niñas de 10 años en adelante de asentamientos marginales donde lo único que crece es el hambre y la pobreza. Son pirámides que el gobierno de la seguridad democrática se ha negado también a ver. Un día de éstos, el presidente también nos presentará sus excusas, en un tono muy educado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad