Publicidad
Publicidad
Mar Sep 27 2016
18ºC
Actualizado 09:47 pm

La misma marrana¬Ö | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-21 01:08:40

La misma marrana¬Ö

As√≠ titul√≥ ayer Arg√≥n su simp√°tica caricatura evidenciando un problema que padecemos los colombianos con la aquiescencia de nuestra arbitraria legislaci√≥n econ√≥mica. El sistema bancario colombiano no es m√°s que otra pir√°mide pero truncada, que gener√≥ el a√Īo pasado utilidades por ocho billones de pesos para un grup√ļsculo que conforma la √©lite econ√≥mica del pa√≠s.
La misma marrana¬Ö

En esta pir√°mide, por ser la √ļnica legal, los colombianos est√°n obligados a invertir sus dineros para que les devuelvan¬† rendimientos que no alcanzan a cubrir la inflaci√≥n y sus necesidades, y en consecuencia, cada a√Īo tienen menos a su haber mientras la √©lite tiene much√≠simo m√°s en sus alforjas.

Es bueno pregonarlo, porque además, concurrir a un banco a entregarle nuestro dinero porque no hay alternativa diferente, para que con él genere cuantiosas utilidades y donde se nos cobra hasta el saludo, se ha convertido en un gran favor que nos hacen y para recibirlo, debemos someternos a toda clase de exigencias, atropellos, abusos, humillaciones y vejámenes.

Son algunas caracter√≠sticas de las pir√°mides legales, comportamiento que ha propiciado el nacimiento y crecimiento de las ilegales, donde se explota la necesidad de los que no tienen, la ambici√≥n de los que algo tienen y la avaricia de los que lo tienen todo. De contera, el accionar de nuestra justicia paquid√©rmica y venal, a donde concurrir para lograr la devoluci√≥n de alg√ļn dinero legalmente habido y prestado, es generar un viacrucis donde se toman m√°s de doce a√Īos tan flamantes jueces y juzgados para resolver.

Para algo sirven las tortuosidades, achaques y vericuetos que la justicia se invent√≥, protegiendo a los p√≠caros. Las pir√°mides ilegales, que son el sida de la econom√≠a de los pobres, las aceptan estos porque son los estertores de quienes, ahorcados por el sistema legal, buscan con sus √ļltimos alientos abrazarse a la tabla de salvaci√≥n que miserablemente los p√≠caros le arrojan para ofrecer ayuda a quien se ha lanzado sin saber nadar a los furiosos torrentes mortales del negocio financiero. ¬†

¬ďLa misma marrana pero con distinto lazo¬Ē es el t√≠tulo completo de tan sugestiva caricatura.

Escritor  Ito

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad