¿Formales o atrevidos(as)? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-28 15:14:27

¿Formales o atrevidos(as)?

¿Ser atrevido le da sabor a la relación? O definitivamente prefiere una pareja formal que con sólo su presencia enamore a sus padres y a usted, por supuesto.Como entre gustos no hay disgustos, las diferencias en el momento de elegir una pareja son variadas.
¿Formales o atrevidos(as)?

Puede ser que ella aún vea a su príncipe azul en un caballo blanco, pero otra vea ese príncipe azul muy contemporáneo, con unos jeans, una chaqueta de cuero y montando una Harley en busca de ella.

De lo que sí es cierto es que a la gran mayoría de mujeres les gusta un hombre formal durante el comienzo de la relación y un hombre más insinuante con el tiempo.

¿Y ellos, qué quieren?
Aunque no hay estudios que determinen su preferencia, ellos buscan más en su pareja formalidad social pero atrevimiento en la intimidad.
Por eso cuando se les pregunta si prefieren a las formales o a las atrevidas, responden: ¡Depende de la ocasión!

¿Hasta qué punto la balanza se inclina hacia el formalismo y hasta qué punto hacia la insinuación y el atrevimiento?
Los expertos hablan de parejas netamente formales o extremadamente atrevidas. Al final, usted es el único que elije.

preguntas y respuestas
Agustín Herrera de Arcos
Médico y sexólogo

¿Qué prefiere una mujer, un hombre formal o atrevido?
“La palabra formal implica la acumulación de normas que uno considera que deben ocurrir. Dependiendo de la cultura, la formación de las niñas, cuando son jóvenes adultas,  se orientan hacia una de esas experiencias personales relacionadas con sus normas de conducta.

A una mujer criada en un componente normativo y fuerte, le va a ser más satisfactorio un hombre que tenga un impulso controlado, no ese atrevimiento a llegar fácilmente. Pero eso se puede modificar por experiencias en la vida, cuando avanza encuentra otras experiencias y esos contenidos se van modificando.
Al comienzo pudo pensar así pero después va a querer insinuación, etc, producto de nuevas experiencias o del mismo compartir con amigas”.

¿Los hombres las prefieren atrevidas o formales?
“En los hombres es un poco diferente, en nuestra cultura occidental se le ha dicho que son ellos quienes debe tomar la iniciativa. Pero a ellos también les gustaría que ellas tuvieran una fogosidad e iniciativa más significante. Lo que pasa es que cuando se traspasa el umbral, para el hombre deja de ser tan interesante y pasa a cuestionarse, ¿en dónde lo aprendió? Al comienzo le gusta pero posteriormente trata como de bloquear ese comportamiento, antes le gustaba pero después empieza a cuestionarlo”.

¿Así como ser atrevido puede resultar un problema, ser formal también lo es en la relación de pareja?
“Claro, todo depende de lo psico-cultural. Si la formalidad se llega a convertir en un componente rutinario, se produce lo contrario. Si ninguno de los dos da un paso diferente, se crea una energía rutinaria”.

¿Cómo sería ese equilibrio?
Se ha dicho, ni tanto que queme el santo, ni tan poco que no lo alumbre. Es importante preguntarse qué es lo que es erótico, agradable, placentero, atractivo, que no está por encima de lo que a una persona le resultaría agradable. Todo se da por sentido común, es hacer eso que me permite sentirme agradable, que trae propia iniciativa, que es insinuante pero que no es desbordante, que es agradable para ambos”.

LISTA
Perfil de una persona formal

• Disciplinada, le gusta que todo esté bajo control.
• Es elegante, su imagen pulcra siempre cuenta.
• Habla pausadamente, por nada del mundo gritaría.
• Tiene modales que cualquier pareja desearía.
• Utiliza un lenguaje correcto.
• Un hombre formal no es capaz de salir a la calle sin su pañuelo.
• Es la persona que siempre espera, no se lanza.
• Está pendiente de los detalles del momento, de la actitud de la otra persona.

LISTA
Perfil de una persona atrevida

• Es arriesgada, poco reflexiona o siente culpa de sus actos.
• Es extrovertida, ríe, le gusta robarse el ‘show’ con sus amigos.
• Se preocupa por lucir a la moda.
• Es abierta al hablar, como comúnmente se dice ‘no tiene pelos en la lengua’.
• ¿Pañuelo? Para qué.
• Es una persona inquieta y aventurera.
• No espera, se lanza, quiere todo al comienzo.
• No se rige bajo ningún tipo de convencionalismo.
• Le gusta experimentar.
• Se caracteriza por su gran discurso para enamorar y sus armas de seducción.

preguntas y respuestas
Liceth Patricia Vargas
Psicóloga especialista en temas de pareja y sexología

¿Hasta qué punto es positiva o negativa, la formalidad o el atrevimiento?
La formalidad en una relación no es mala, es lo que se espera de una buena relación de pareja, de por sí casi siempre obtiene buenos resultados, proporciona muchos recursos que alimentan lo que espera uno de una relación seria y comprometida. Lo negativo realmente es cómo abordamos las relaciones de pareja, las expectativas que nos hacemos y cómo comunicamos y conseguimos lo que queremos en el plano emocional.

 

El atrevimiento en la pareja  por el contrario tiene más riesgos en las relaciones de sobrepasar límites que pueden no gustar, o desencantar o pasar por indelicado. El atrevimiento es bueno cuando, nos atrevemos a decir lo que pensamos o para seducir o para demostrar afectos sin que afecte las normas morales y culturales del ambiente en que se mueve la pareja, parte de un conocer al otro para saber el equilibrio perfecto, es bueno cuando tiene ese picante o esa magia que sorprende y no que espanta.

Un beso robado puede ser un atrevimiento  grato, pero si soy una persona conservadora y me lo dan puedo sentirme ofendida o  sorprendida. Pero si me lo da quien no me gusta puedo enfurecerme con todo el derecho pues la persona pasó los límites de lo privado.

¿Los hombres las prefieren atrevidas o formales? ¿En qué casos sí y en qué casos no?
Eso depende de los fines que  ellos tengan en mente, en cuestión de seducción las investigaciones muestran una gran disminución del papel del hombre, que  por naturaleza es conquistar. Hoy  en día, ha disminuido pues la mujer de hoy es más lanzada, tiene menos pudor en todas las áreas por aquello de las guerras sexistas. Ella hoy no deja que se dé la formalidad, pues ella toma la iniciativa, pero luego la sorpresa ya no sorprende, más adelante si subsiste la relación, cuando se enamora se exige formalidad y allí ya es difícil que se dé.  

Ellos mismo comentan que los buscan y los acosan y es un punto que puede llegar a chocar, por otro lado ellos aprovechan esa situación para estar con varias a la vez.
Un hombre que busque una relación seria con quién formalizar un compromiso, que tenga claro qué es un matrimonio, no va buscar a una mujer atrevida, prefiere una mujer equilibrada  y que en la intimidad pueda sorprender, que tenga iniciativa pero con tacto, más adelante, no al inicio.
Ser atrevidos en el plano sexual, con coquetería y en intimidad como esposo es favorable, pero eso dependerá de qué tanto conozco a mi pareja y sus fantasías sexuales.

¿Y las mujeres, cómo los prefieren, atrevidos o formales?
A las mujeres les gusta que las conquisten, las seduzcan, esto es por naturaleza. Pero las mujeres quieren relaciones formales la gran mayoría, excepto la que no quieren nada serio.
Les emociona que hagan locuras por ellas, que sean sorpresivos que enamoren, que les digan cosas incluso atrevidas. Pero los atrevidos, por lo general son atrevidos con varias a la vez.

Las jóvenes de hoy día quedan matadas con locuras extremas que hacen por ellas, exageradas en ocasiones, pero así mismo la relación emocional sólo dura un poco, mientras pasa ese furor momentáneo que a veces no es amor, sino sólo química y que suele extinguirse. Otras veces es la mezcla ideal de formalismo que quiere decir que quiere algo bien conmigo y una dosis de atrevimiento que tiene una magia de emoción que motiva y enamora.

Se dice que ni tanto que queme el santo(…), ¿cómo lograr un equilibrio entre la formalidad y el atrevimiento cuando se trata de vida en pareja?
Con prudencia y tacto, eso siempre obtiene buenos resultados, con una seducción natural, no forzada,  siendo uno mismo, teniendo en cuenta los gustos del otro y sus necesidades, haciendo las cosas en el lugar indicado y en el momento indicado, no siendo tan  psico-rígido con las formalidades, ni extremista, ni cuadriculado, ni obsesivo, ni pasado, ni exagerado, ni postizo, pues tendrá resultados negativos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad