Festival de Sorpresas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-22 05:00:00

Festival de Sorpresas

El Festival Nacional de Duetos Hermanos Martínez, en su edición XIII, estuvo lleno de sorpresas.
Festival de Sorpresas

En la parte musical, la caída en la clasificación de algunos duetos en la noche final, respecto a su presentación inicial en las eliminatorias, desinfló muchas ilusiones y cábalas, incluso de los mismos participantes; los casos más evidentes y duros fueron el dueto Estirpe y Canción, que venía resuelto a ganar, y nuestro as regional, Carmen y Milva, que nos mantiene aún convalecientes a todos, porque celebrábamos ya desde la primera noche, después de su magistral actuación; sin embargo, ellas y todos sus paisanos (y admiradores por siempre) estuvimos de acuerdo en que sí hubo bajonazo en la última noche, y que la decisión del jurado fue acertada. Ellos, los del jurado, fueron enfáticos al anunciar –como debe ser– que los finalistas arrancaban de cero en la evaluación final, y la presentación de las nuestras, si bien se mantuvo en su constante de calidad, no llevó todas las espuelas, que sí mostraron los demás, prevenidos por la inmaculada demostración de las santandereanas en la jornada eliminatoria.

Sorpresa hubo con la mejora en la logística, aunque falta todavía mucho por adecuar (realmente, en todas las actividades que quieran superarse siempre debe haber qué pulir), y, lo más grato de la sorpresa alrededor de este tema, fue el hermoso escenario ofrecido por el Jardín Botánico Eloy Valenzuela, un bello espacio natural aderezado por la frescura de la vegetación, las ardillas que se meten en los bolsillos y se trepan a los hombros de los visitantes, la adecuación de ventas, que no alteran el entorno, y la bienvenida de cuidadores y agentes de la Policía, amables e identificados con su labor.

La idea de la carpa en este lugar, que los organizadores felizmente replicaron del Festivalito Ruitoqueño, quedó instalada con una amplia distancia frente a la tarima, lo que pudo enfriar en algún momento la integración entre los artistas y el público, pero ni los unos ni los otros, tratándose de nuestra música colombiana, tienen reparos en subirle el volumen a la energía de los afectos para eliminar ese espacio físico. Debe mejorarse, eso sí, el servicio de baños durante el Festival, aunque normalmente los hombres resuelven más facilmente este tipo de situaciones, pero el campo visual del público permite apreciar imágenes que, por lógicas y naturales, no dejan de ser inapropiadas.

Sorpresivas fueron las actitudes de personas de quienes usualmente no se espera mayor participación, como el presidente de la junta directiva y la directora de la Casa de la Cultura Piedra del Sol, Julio César Moncada y Rosmary Mejía Serrano, atentos del Festival y dispuestos a prestar su apoyo y colaboración; seguramente, avivados por Ramiro Acevedo, el nervio del certamen. Y punto especial logró la primera dama del municipio de Floridablanca, Nohemy Castaño de Balcázar, muy lucida en su oportuno, corto y fresco saludo al cierre de la noche final; sus palabras resarcieron en buena parte la ausencia total de su esposo.

Y sorpresa grata fueron el concierto de los Hermanos Martínez, Jaime y Mario, con Jaime Llano González, José Luis Martínez Vesga y Mario Martínez Pinzón, que, contrario a lo que pueda pensarse por sus cincuenta años de vida artística, mantienen su alta calidad, su señorío y su generosidad con la música; y la actitud del público en Floridablanca, más bello que nunca, grato y cordial, ejemplo de respeto y amor para nuestros valores musicales y culturales.

“… el Jardín Botánico Eloy Valenzuela, un bello espacio natural aderezado por la frescura de la vegetación, las ardillas que se meten en los bolsillos y se trepan a los hombros de los visitantes, la adecuación de ventas, que no alteran el entorno, y la bienvenida de cuidadores y agentes de la Policía, amables e identificados con su labor”.

MODALIDADES
Tradicional

Primer lugar: Semillas, de Medellín
Segundo lugar: Entre Amigos, de Bello, Antioquia
Tercer lugar: Antonio y Eduardo, de Guaduas, Cundinamarca
Cuarto lugar: Estirpe y Canción, de Manizales

Libre
Primer lugar: Lluvia y Rocío, de Bogotá
Segundo lugar: Aymará, de Bogotá
Tercer lugar: Primavera, de Santa Rosa de Viterbo, Boyacá
Cuarto lugar: Carmen y Milva, de Bucaramanga

Mejor tiplista: Lina Marcela Giraldo, de Lluvia y Rocío
Mejor obra inédita: Qué es la vida, bambuco de Germán Quiroga Quiroga

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad