La sinvergüencería de Cava Añeja | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-24 05:00:00

La sinvergüencería de Cava Añeja

Grave, muy grave, el incumplimiento del pago de impuestos de la productora y comercializadora de licores Cava Añeja. El debate en la Asamblea Departamental debe reiniciarse cuanto antes y los diputados, de cara a Santander, deben expresar sus posiciones frente a ese escandaloso asunto.
La sinvergüencería de Cava Añeja

Incluso los partidos políticos no deben pasar de agache haciéndose los bobos esperando una degustación para sus ágapes de campaña o de homenajes a sus jefes. La Secretaría de Hacienda y la Tesorería están en mora de impulsar los correspondientes procesos de Jurisdicción Coactiva. Y la General y la Jurídica, de iniciar la aplicación de las cláusulas exorbitantes de la concesión de marras. Deben recordar que administran y protegen el interés público departamental. Y, al señor Contralor, que no le siga cogiendo la tarde para cumplir su misión y ejercer sus funciones y así, evitarle más daño fiscal a Santander.

Los argumentos de Cava Añeja, para no pagar los impuestos, son de un cinismo sin par. ¿Acaso la licitación de la concesión a 20 años para producir y comercializar licores careció de estudios de factibilidad del negocio que exige la ley? También debería de darles vergüenza, la falta de respeto a los diputados y su creencia de que el resto de la sociedad, igualmente, somos unos imbéciles a los que se les puede justificar su incumplimiento con los cuenticos esos de que la administración departamental exoneró a la competencia de un impuesto por el licor de degustación y porque no les impuso la cláusula preferente sobre el precio, con lo cual el Aguardiente Superior se vendería más barato que los otros que se comercializan en la región. Sobre el primero, es claro que se trata de un mandato de la norma administrativa departamental consistente en un desagregado de la participación económica que no afecta el IVA, mandato del que, también, se beneficia Cava Añeja por los Aguardientes Néctar y Antioqueño que distribuye.

Y, sobre el segundo cuentico, esa cláusula tenía justificación cuando la producción del Superior la hacía el Estado Departamento de Santander. Hoy no se justifica, porque precisamente la concesión de la producción del Superior y la comercialización del Cristal, Néctar y Antioqueño, son negocios de particulares en los que no interviene el Estado.

Eso lo saben muy bien los socios de Cava Añeja y todos los empresarios de la producción y distribución de licores en Colombia. Pero, lo más descarado de Cava Añeja, es advertir de esa circunstancia ahora que tiene la concesión, y no antes, cuando hizo la propuesta para que se la adjudicaran. Señores de Cava Añeja: No sean sinvergüenzas, paguen los impuestos que Santander los necesita.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad