!C√≥mo sabe enga√Īarnos la esperanza! | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
S√°b Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

!C√≥mo sabe enga√Īarnos la esperanza! | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-25 05:00:00

!C√≥mo sabe enga√Īarnos la esperanza!

Es la exclamación que el novelista William Ospina  nos regala en su obra recién publicada, El País de la Canela, para mostrarnos la codicia que albergaba el alma de los Pizarro.
!C√≥mo sabe enga√Īarnos la esperanza!

Esta nueva obra que hace parte de una trilog√≠a sobre la conquista Espa√Īola y que se inici√≥ con Urs√ļa, relata con rigor hist√≥rico pero con¬† la recreaci√≥n maravillosa de la ficci√≥n, el descubrimiento del r√≠o Amazonas.

Con  uso magistral de la palabra, con largos y frecuentes fragmentos de prosa poética, el autor describe el alma de conquistadores y aborígenes, sus desencuentros en tiempos y destinos y la magnificencia de la naturaleza.

Reflexiones sobre la selva, su significado y su relaci√≥n con los seres vivos, llena el Pa√≠s de la Canela. Para Ospina, los nativos¬† son ¬ďramas entre las ramas y peces entre los peces, son plumas en el aire y pericos¬† ligeros en la mara√Īa, son lagartos voladores, jaguares que hablan y dantas que r√≠en¬Ē. Para el autor, la ferocidad de la selva hace feroces a los hombres. ¬ďLa selva despierta¬† en tus colmillos al caim√°n y en tus u√Īas¬† al tigre, hace ondular la serpiente por tu espinazo, pone amarillos √°vidos en tus pupilas, y dilata por tu piel recelos como escamas y espinas¬Ē.

Los¬† conquistadores europeos para el relator provienen de una tierra¬† donde ¬ďlo verdaderamente salvaje que produce son sus hombres, capaces de torcer r√≠os y decapitar cordilleras, de hacer retroceder las mareas y de reducir a ceniza sin dolor las ciudades¬Ē.

La codicia¬† que fue¬† el¬† leit motiv de la conquista porque¬† ¬ďel oro del Per√ļ volvi√≥ doradas las pupilas de una generaci√≥n¬Ē y la violencia extrema de un¬† Pizarro intolerante ante quien le reclam√≥ por¬† no bastarle haberlos tra√≠do al infierno sin convertirlos¬† en demonios, se√Īalan en la novela la ruta de los descubrimientos.

Sin temor alguno, considero que esta obra¬† al igual que Urs√ļa, son de obligatoria lectura para comprender nuestra esencia, respondernos la nunca¬† absuelta pregunta de qu√© nos pasa, pero¬† en un discurrir placentero por¬† la excelencia de la pluma de Ospina.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad