Palabras inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-25 05:00:00

Palabras inútiles

Tras el diluvio desatado por la caída de las pirámides, que incluyó charlas pedagógicas e inútiles  del Señor Presidente y una avalancha incontenible y diaria de artículos de todos los columnistas que no podían dejar de tocar el tema, me pregunto a estas alturas si alguien comprende a cabalidad lo que sucedió y lo que sucede.
Palabras inútiles

Porque nos movemos en la apariencia de las cosas. Una empresa como DMG deja al descubierto la espectacularidad, la audacia y el refinamiento de pensamiento, la astucia de las operaciones, la infinita urdimbre de relaciones, el tamaño del entramado social, político y económico que está detrás de todo ello. Y pone al desnudo al sistema financiero que reclama el monopolio de la legalidad.

Decir que la credulidad, la codicia, la estupidez y la ignorancia financiera son elementos explicativos de esta hecatombe en la que el gobierno tiene alta dosis de responsabilidad al no dar una respuesta adecuada, es andarse por las ramas. Declarar otro Estado de Excepción (¿vendrá la económica?),  la emergencia social, es  pura distracción, que en buena medida no solucionará el problema, sino que, como  vemos, lo agrava. Miles de colombianos perciben como más dañina que benéfica la tardía acción del gobierno, y de ahí las  manifestaciones de apoyo al señor DMG. Está por explicar la supuesta tardanza de la acción del gobierno. En todo caso no es gratuita y pertenece al mismo talante de  esos eufemismos que han dado en llamar “falsos positivos”.

Lo más grave ahora es el probable -¿hay que probarlo, no es evidente? vínculo entre DMG  y la política; con los (o algunos) interesados en la perpetuación en el poder del señor Presidente. Las “explicaciones” de la transportadora de valores que  prestó supuestos servicios gratuitos a la campaña de recolección de firmas, son suficientes. No hay dilucidación  clara del origen de los recursos para financiar tan patriótica gesta reeleccionista por medio de Referéndum. Y hasta la pregunta les quedó mal. Y cambiarla es un exabrupto por donde quiera que se mire. ¿Se desinfla el globo?

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad