“Mi hija ya no es virgen” | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

“Mi hija ya no es virgen” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-25 05:00:00

“Mi hija ya no es virgen”

Muchos artistas hablan sin problema de la edad en la cual perdieron su dignidad.Christian Castro a los 13 años, Kelly Osborne a los 12 y Britney Spears a los 14.
“Mi hija ya no es virgen”

Pero, a pesar de lo natural que resulta para ellos tocar el tema, cualquier madre se sorprendería con sólo escuchar de su hija, a esa edad, que dejó de ser su bebé.

Lo que sí es cierto es que el tema cada vez es menos vetado entre madre e hija, pues las pequeñas de estas nuevas generaciones tienen claro qué son relaciones sexuales.

Aunque recibir esa noticia de la propia boca de la hija resulta ser de gran calibre para una madre, los expertos siempre recomiendan hablar del tema con total claridad, brindar la asesoría necesaria y por nada del mundo cerrar la posibilidad de confianza.

¿Cómo asumir ese despertar sexual en sus hijos adolescentes?
Diga adiós a los prejuicios y tabúes.

LISTA
No caiga en el error de

1 Gritar
2 Irritarse
3 Sentirse decepcionada.
4 Dejar de hablarle a su hija o castigarla, se cerrarán los canales de comunicación.
5 No creer que su hija es un ser sexual como usted y el resto de la humanidad.
6 Culparse, echarse a la pena y creer que no fue capaz de inculcar valores.

preguntas y respuestas
Gladys Lucía Picón Pallares / Asesora Profamilia

¿Cuáles son los errores que no se deben cometer después de que la hija le confiesa a la madre que perdió su virginidad?
El error es que los padres crean que dominan sobre los hijos, creen que son de su propiedad y que pueden tomar decisiones sobre ellos y se les olvida que son personas que deciden sobre sí mismos.

Los padres tienen muchos temores, más que por las relaciones sexuales como tal, por los problemas que puedan presentarse de infecciones y embarazos no deseados.
El tema de sexualidad de los padres sigue siendo tabú, los padres cierran la puerta, piensan que hablar de eso es lanzarlos a las relaciones sexuales.

¿Cómo abordar la situación, cuáles pueden ser esas recomendaciones que las madres deben seguir?
La madre lo que tiene que pensar es que su hija es un ser sexuado, con derechos reproductivos.
Debe respetar a su hija(o), dialogar, mirar con ella todo lo relacionado con prevención de infecciones, embarazos, continuar inculcando los mismos valores que se han manejado en la familia.

Se debe continuar la vida normalmente pero enseñándole a los hijos los factores de riesgo.
¿En caso tal que la hija no lo haya confesado pero la madre se entere por sí misma, etc, cómo asumir la situación?
Si la niña no le ha contado es porque no tiene la confianza con la madre. Por eso, de enterarse por otros medios, es importante que la madre guarde el secreto.

preguntas y respuestas
Carlos Maecha

¿Cómo puede un padre de familia encontrar el mecanismo perfecto para lograr la confianza necesaria para que sus hijos adolescentes incluso hablen de su sexualidad?
Eso empieza desde la infancia, todo es producto de la niñez y los estilos de crianza establecidos.
Si los padres manejaron un estilo de autoridad demasiado rígido que involucró la penalización de fallas con demasiado fuerza, es lógico que el hijo o la hija tendrá miedo. Precisamente la confianza está relacionada con la ausencia del miedo.

Lo mismo cuando se sanciona con sentimientos de agresividad, va a tener una relación de temor hacia los padres y le ocultará cosas mínimas.
Es importante la apertura al diálogo, mantener ese canal de comunicación abierto para que el chico y la chica puedan expresarse y se sientan animados a hablar.
Otro factor puede ser el criterio de lo bueno y lo malo que manejen los papás, respecto a la sexualidad.
Si se mira como algo pecaminoso, sentirán que lastimaron a sus papás y no hablarán de la sexualidad.

¿Cómo saber cuándo es el momento correcto para hablar del tema?
El momento como tal va a llegar, por eso es importante que los padres estén pendientes de los comentarios de los muchachos, tener en cuenta la edad del niño, la capacidad para entender y tener muy claro qué es lo que se está preguntando.

Los chicos hacen el comentario cuando ven un programa, por el chiste del tío, etc. Esa fase se debe abordar de forma natural, porque es como alimentarnos, bañarlos, forma parte del proceso de desarrollo humano.
Lo primero es transformar ese pensamiento, pensar que es algo natural que forma parte de la vida y que por lo tanto se debe tener mucha claridad en esa dimensión.

Tenga en cuenta

1. Recuerde su primera experiencia y con el vocabulario y la madurez suficiente coméntele a su hija cómo fue la situación, por qué era importante sentirse segura y con la persona ideal.
2. Es importante dejar a un lado el tema del sexo como tabú y buscar el lugar y el momento adecuado para hablarlo entre madre e hija. En el diálogo está la clave para que usted como madre sea ese canal que lleva a que su hija no se desinforme.
3. Hable sin miedo de la importancia de que sea el hombre perfecto para ella, el lugar perfecto, el grado de madurez, el desarrollo físico y la relevancia de ese momento. Así no empezará su sexualidad sólo por curiosidad o moda y usted como madre estará más tranquila.
4. La clave está en la confianza que usted como madre pueda transmitir a su hija; de esta forma, si ella tiene temores, miedos, los resolverá con usted.
5. Los expertos recomiendan total naturalidad por parte de los padres para hablar de sexo con sus hijos. Es importante decir adiós a los nervios y abordar el tema desde los 13 años cuando sus hijos empiezan a experimentar cambios físicos y deseo detrás de ese primer beso o relación de noviazgo.
6. Tampoco pase al otro extremo de insistir en hablar y hablar del tema. Quizá, a su hija tampoco le resulte fácil asumir esos cambios. Como parte de las estrategias está ubicar información clara, documentos, etc, que llamen la atención de la adolescente.
7. Nada de regaños, asuma una actitud de amiga.
8. Si ve que como padre de familia le resulta complicado abordar el tema, busque asesoría personalizada con un psicólogo experto en temas de adolescencia que le ayudará a salir de ese aprieto. Sería ideal que acompañara a su hija a un ginecólogo para que aclarara además todas las dudas posibles y que ella pudiera preguntar sin miedo o pena.
9. Recuérdele a su hija que es importante sentirse cien por ciento segura para asumir un paso como es la vida íntima; que es importante utilizar los mecanismos adecuados y que tampoco está mal aprender a decir ‘no quiero’.
10. Si no es capaz de abordar el tema de manera espontánea, puede empezar como padre de familia a leer libros que le brinden las herramientas para poder acercarse a su hijo adolescente.
11. Aceptar los valores nunca estará de más.
12. Háblele a su hija(o) todo lo que implica tener sexo, desde los métodos anticonceptivos, los cuidados de prevención contra enfermedades de tipo sexual, la forma en que muchos hombres asumen las relaciones sexuales, sin compromisos ni responsabilidades.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad