Pirry, el vulgar | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-27 05:00:00

Pirry, el vulgar

Opinan los entendidos en la ciencia que estudia el comportamiento humano, que recurrir a vocablos de mal recibo cuando se habla en público, no sólo denota una educación que “no se mamó”, porque tal educación no se aprende, sino una carencia absoluta de valores y virtudes por las cuales podría descollar el orador, insuficiencia que lo obliga a apelar o al ridículo o a la grosería para destacarse.
Pirry, el vulgar

Pero estos descalabros de la educación y de la ética, con los cuales se irrespeta a la audiencia infantil, o mayor de edad, con claros principios de educación y moral, incomodan a la mayoría de la teleaudicencia, maleducan dando pésimo ejemplo de comportamiento a la niñez y a la juventud y desdicen de la seriedad y el buen nombre de la empresa que equivocadamente está patrocinando al payaso de marras.

Tal situación ocurre con el presentador Pirry, quien, a pesar de elegir en algunas ocasiones temas de interés, no sólo se comporta como vulgar payaso, sino que, irrespetando a sus ocasionales televidentes, pone a sus patrocinadores y en especial a la cadena que transmite sus crónicas, en el mismo nivel en que la sociedad lo califica por su vocabulario soez y descompuesto.

Le hemos oído alegar que en otros países se es grosero sin críticas y que todos los vocablos por él utilizados aparecen en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Efectivamente así es, pero el comportamiento ajeno que se respeta, pero no se comparte, es particular de tales nacionales y los vocablos de mal recibo pueden estar en dicha publicación, como saberse que la ropa interior es prenda de vestir, pero no puede alguien presentarse a una reunión de gala así vestido, porque además de tener que someterse a la expulsión, si es que lo dejan ingresar, recibirá drásticos calificativos, entre los cuales, como más considerados, cabrían los de loco, ridículo, irrespetuoso, vulgar y depravado.

¿El canal que transmite y los patrocinadores que sufragan altos costos, comulgan con tal comportamiento contra la sociedad culta o simplemente patrocinan a un payaso?

Escritor Ito

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad