Publicidad
Vie Abr 28 2017
20ºC
Actualizado 07:26 am

Católicos cubanos beatifican a fray Olallo acompañados por Raúl Castro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-29 22:21:45

Católicos cubanos beatifican a fray Olallo acompañados por Raúl Castro

Los católicos celebraron hoy la primera beatificación en Cuba de un religioso, José Olallo, en una ceremonia a la que asistieron el presidente del país, general Raúl Castro, y la niña Daniel Cabrera, supuestamente sanada de un linfoma por un milagro del fraile.
Católicos cubanos beatifican a fray Olallo acompañados por Raúl Castro

Olallo (1820-1889) fue declarado beato por el cardenal José Saraiva, enviado del papa Benedicto XVI y prefecto de la congregación para las Causas de los Santos, en un acto celebrado en la Plaza de la Caridad de la ciudad de Camagüey, a unos 530 kilómetros al sureste de La Habana.

"Su beatificación es un hito para la Iglesia en Cuba y para todo el pueblo", afirmó Saraiva, que calificó a Olallo de "campeón" y "apóstol" de la caridad cristiana.

"Frente a una cultura materialista que se va imponiendo y que deja de lado a los débiles y desamparados, aprendamos del padre Olalla la virtud de confiar en Dios, de saber amar al prójimo de forma universal", dijo el prelado.

Es la segunda ceremonia religiosa en pocas semanas a la que asiste Raúl Castro, también segundo secretario del gobernante Partido Comunista, tras la inauguración de una iglesia ortodoxa rusa en La Habana hace un mes, y la primera de la iglesia católica desde que asumió la Presidencia el 24 de febrero pasado.

El diácono Miguel Ángel Ortiz entregó una biblia a Castro al comenzar el acto, mientras el arzobispo de Camagüey y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos, Juan García Rodríguez, saludaba a los asistentes.

El presidente estaba acompañado por Esteban Lazo, del buró político del Partido Comunista, y la jefa de asuntos religiosos de esa organización, Caridad Diego.

"Las relaciones de la Iglesia con el Estado se ve que están prosperando", señaló un joven estudiante de medicina que asistía a la ceremonia.

Entre cientos de devotos de Olallo estaba el postulador de la beatificación, el sacerdote español Félix Lizaso, de la orden hospitalaria de San Juan de Dios, la misma a la que consagró su vida el nuevo beato cubano.

"Olallo vivió desde la edad de 15 años en Camagüey y es típicamente cubano", afirma Lizaso, quien aseguró a Efe que durante el proceso de postulación se escogió el caso de la camagüeyana Daniela Cabrera porque su curación "fue inmediata y perfecta", y fruto de la "fe y la confianza".

"Me siento feliz y contenta porque el padre Olallo me escogió a mí para hacer el milagro y porque él sea beatificado", dijo a su vez Daniela, de 12 años, que asistió a la ceremonia con sus padres, Rafael Cabrera y Yamila Ramos, y otros familiares.

"Lo que me ha ocurrido ha sido lo más bonito para mí y mi familia. Los médicos decían a mi mamá que yo no tenía pronóstico de vida, que no iba a sobrevivir, porque padecía de un cáncer muy agresivo", declaró Daniela en entrevista con Efe.

La madre relató que hace casi diez años la niña "tuvo cinco días en paro renal", pero que luego "le practicaron otro ultrasonido y no presentaba nada", y que todo le "parecía mentira".

"Fue tanta la alegría que gritaba y no sabía qué hacer. Esto para mí fue una prueba muy grande, porque me ha tocado la fibra más sensible y le doy gracias a Dios y a Olallo por interceder y hoy tener a mi niña sana", agregó.

Daniela dijo que espera de Olallo otro "milagro", esta vez para su padre, "para que le llegue un riñón, porque necesita un trasplante".

Olallo es el segundo beato cubano, después de José López Piteira, pero este no fue proclamado como tal en la isla sino en el Vaticano, en 2007, junto con 497 religiosos españoles considerados "mártires" de la Iglesia católica, muertos durante la Guerra Civil y en años precedentes, entre 1934 y 1939.

Benedicto XVI firmó a fines de 2006 los decretos que proclaman las virtudes de Olallo, que fue abandonado de niño a la puerta de un convento de La Habana, y lo reconocen como "venerable".

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad