Dom Dic 4 2016
20ºC
Actualizado 10:13 pm

Cat√≥licos cubanos beatifican a fray Olallo acompa√Īados por Ra√ļl Castro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-29 22:21:45

Cat√≥licos cubanos beatifican a fray Olallo acompa√Īados por Ra√ļl Castro

Los cat√≥licos celebraron hoy la primera beatificaci√≥n en Cuba de un religioso, Jos√© Olallo, en una ceremonia a la que asistieron el presidente del pa√≠s, general Ra√ļl Castro, y la ni√Īa Daniel Cabrera, supuestamente sanada de un linfoma por un milagro del fraile.
Cat√≥licos cubanos beatifican a fray Olallo acompa√Īados por Ra√ļl Castro

Olallo (1820-1889) fue declarado beato por el cardenal Jos√© Saraiva, enviado del papa Benedicto XVI y prefecto de la congregaci√≥n para las Causas de los Santos, en un acto celebrado en la Plaza de la Caridad de la ciudad de Camag√ľey, a unos 530 kil√≥metros al sureste de La Habana.

"Su beatificación es un hito para la Iglesia en Cuba y para todo el pueblo", afirmó Saraiva, que calificó a Olallo de "campeón" y "apóstol" de la caridad cristiana.

"Frente a una cultura materialista que se va imponiendo y que deja de lado a los débiles y desamparados, aprendamos del padre Olalla la virtud de confiar en Dios, de saber amar al prójimo de forma universal", dijo el prelado.

Es la segunda ceremonia religiosa en pocas semanas a la que asiste Ra√ļl Castro, tambi√©n segundo secretario del gobernante Partido Comunista, tras la inauguraci√≥n de una iglesia ortodoxa rusa en La Habana hace un mes, y la primera de la iglesia cat√≥lica desde que asumi√≥ la Presidencia el 24 de febrero pasado.

El di√°cono Miguel √Āngel Ortiz entreg√≥ una biblia a Castro al comenzar el acto, mientras el arzobispo de Camag√ľey y presidente de la Conferencia de Obispos Cat√≥licos, Juan Garc√≠a Rodr√≠guez, saludaba a los asistentes.

El presidente estaba acompa√Īado por Esteban Lazo, del bur√≥ pol√≠tico del Partido Comunista, y la jefa de asuntos religiosos de esa organizaci√≥n, Caridad Diego.

"Las relaciones de la Iglesia con el Estado se ve que est√°n prosperando", se√Īal√≥ un joven estudiante de medicina que asist√≠a a la ceremonia.

Entre cientos de devotos de Olallo estaba el postulador de la beatificaci√≥n, el sacerdote espa√Īol F√©lix Lizaso, de la orden hospitalaria de San Juan de Dios, la misma a la que consagr√≥ su vida el nuevo beato cubano.

"Olallo vivi√≥ desde la edad de 15 a√Īos en Camag√ľey y es t√≠picamente cubano", afirma Lizaso, quien asegur√≥ a Efe que durante el proceso de postulaci√≥n se escogi√≥ el caso de la camag√ľeyana Daniela Cabrera porque su curaci√≥n "fue inmediata y perfecta", y fruto de la "fe y la confianza".

"Me siento feliz y contenta porque el padre Olallo me escogi√≥ a m√≠ para hacer el milagro y porque √©l sea beatificado", dijo a su vez Daniela, de 12 a√Īos, que asisti√≥ a la ceremonia con sus padres, Rafael Cabrera y Yamila Ramos, y otros familiares.

"Lo que me ha ocurrido ha sido lo más bonito para mí y mi familia. Los médicos decían a mi mamá que yo no tenía pronóstico de vida, que no iba a sobrevivir, porque padecía de un cáncer muy agresivo", declaró Daniela en entrevista con Efe.

La madre relat√≥ que hace casi diez a√Īos la ni√Īa "tuvo cinco d√≠as en paro renal", pero que luego "le practicaron otro ultrasonido y no presentaba nada", y que todo le "parec√≠a mentira".

"Fue tanta la alegr√≠a que gritaba y no sab√≠a qu√© hacer. Esto para m√≠ fue una prueba muy grande, porque me ha tocado la fibra m√°s sensible y le doy gracias a Dios y a Olallo por interceder y hoy tener a mi ni√Īa sana", agreg√≥.

Daniela dijo que espera de Olallo otro "milagro", esta vez para su padre, "para que le llegue un ri√Ī√≥n, porque necesita un trasplante".

Olallo es el segundo beato cubano, despu√©s de Jos√© L√≥pez Piteira, pero este no fue proclamado como tal en la isla sino en el Vaticano, en 2007, junto con 497 religiosos espa√Īoles considerados "m√°rtires" de la Iglesia cat√≥lica, muertos durante la Guerra Civil y en a√Īos precedentes, entre 1934 y 1939.

Benedicto XVI firm√≥ a fines de 2006 los decretos que proclaman las virtudes de Olallo, que fue abandonado de ni√Īo a la puerta de un convento de La Habana, y lo reconocen como "venerable".

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad