Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
23ºC
Actualizado 04:51 pm

La aritmética de las pirámides | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-11-30 05:00:00

La aritmética de las pirámides

En las pir√°mides no se perdi√≥ plata; tan solo cambio de manos Esta tajante afirmaci√≥n es casi una ofensa para los miles de colombianos que invirtieron sus escasos ahorros o se endeudaron con la ilusi√≥n de enormes ganancias ¬Ėr√°pidas, f√°ciles y en efectivo¬Ė y de pronto se encontraron con que lo hab√≠an perdido todo. Es cierto, hubo much√≠simos perdedores, pero tambi√©n hubo ganadores.
La aritmética de las pirámides

Por sus caracter√≠sticas intr√≠nsecas las pir√°mides son lo que se conoce como un ¬ďjuego de suma cero¬Ē, es decir, un mecanismo en el que no se crea riqueza porque las p√©rdidas de unos son las ganancias de otros. Los altos intereses que prometen las pir√°mides, que s√≠ se pagan a los primeros que entran, no provienen de las utilidades de un negocio legal, sino de la plata que pusieron los que entraron de segundos; y a estos les pagan con la plata de los que entraron despu√©s y as√≠ sucesivamente hasta que deja de entrar m√°s gente y se derrumba el castillo de naipes.

Por supuesto, aunque la plata no desaparece sino que se transforma y cambia de bolsillos siguiendo una especie de ley de entrop√≠a econ√≥mica, son muchos m√°s los perdedores que los ganadores porque las pir√°mides crecen en progresi√≥n geom√©trica. Si por ejemplo, cada uno de los participantes debe traer cuatro nuevos para ganarse los intereses prometidos, al cabo de s√≥lo diez vueltas habr√≠a 1¬í048,576 personas involucradas en el esquema. (4 por 4 por 4¬Ö diez veces, da ese enorme n√ļmero)

Si la pir√°mide se quiebra en el d√©cimo nivel, los perdedores son los m√°s de un mill√≥n que entraron de √ļltimos, mientras que los ganadores son los avivatos organizadores, que para ese momento ya se habr√°n escapado, y todos los que entraron en las nueve vueltas anteriores y recuperaron su platica m√°s los intereses, pero √©stos solo suman 349.524 personas.

¬†Esta aritm√©tica simple es la explicaci√≥n de por qu√© la demora del presidente Uribe en intervenir las pir√°mides agrav√≥ el problema y ha generado protestas masivas. Si lo hubiera hecho hace un a√Īo cuando ya era evidente su expansi√≥n, los perjudicados no hubieran sido la mitad de los actuales, sino 40 o 50 veces menos. La aritm√©tica es sorprendente: si la pir√°mide del ejemplo se hubiera detenido en el s√©ptimo nivel (solo tres vueltas menos) los perdedores tan solo ser√≠an 16.384 y los ganadores 5.460, es decir un fen√≥meno social de dimensiones muy distintas. La negligencia del Gobierno permiti√≥ que el problema llegara a proporciones inmanejables.

Si en algo sirve de consuelo, no es la primera vez que un gobierno se demora en desmontar una pir√°mide. En su cl√°sico an√°lisis de la Gran Crisis de 1929, J.K Galbraith se√Īala que √©sta se origin√≥ en una burbuja de finca ra√≠z y acciones alimentada por el generalizado deseo del pueblo americano de hacerse millonario r√°pidamente sin el m√°s m√≠nimo esfuerzo y por la demora en actuar del Gobierno que ¬ďestaba, o tan asombrado como los especuladores, o crey√≥ que no era adecuado mostrar prudencia cuando hacerlo lo expon√≠a al rid√≠culo, a la cr√≠tica por da√Īar el juego o a la amenaza de perder votos.¬Ē
Lo que no es consuelo para algunos, porque la historia tiende a repetirse, es que por su inacción el presidente Hoover perdió en su intento de lograr la reelección.

                *    *   *

ADENDA. Al escribir esta nota el inefable secretario del grupo de la U, Lu√≠s Guillermo Giraldo, no hab√≠a explicado el origen de los $2.000 millones que report√≥ haberse gastado consiguiendo firmas para la mal redactada pregunta del referendo de la segunda reelecci√≥n. Tampoco ha explicado por qu√© no incluy√≥ en sus cuentas los aportes en especie de empresas de DMG, y qui√©n sabe si de otros cuestionados donantes. Si en m√°s de tres meses no ha podido presentar la contabilidad, es porque algo oscuro esconde o est√° preparando triqui√Īuelas para evitar que se conozca.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad