Sáb Dic 10 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

Los poderes están en el agua | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-01 05:00:00

Los poderes están en el agua

¿Le gustaría recordar ese placer que sintió en el vientre de su madre?En el agua puede conseguirlo, pues ese medio acuoso que alguna vez fue el mejor lugar para sentirse a gusto y protegido, también lo puede disfrutar en una piscina.
Los poderes están en el agua

Quizá es usted de las personas que con el simple hecho de introducirse en el agua, ya se siente más relajado.

Nadar para usted puede ser la mejor herramienta anti estrés porque no sólo deja a un lado los pensamientos y cargas mentales sino además descansa su cuerpo.
Y es que flotar es una de las mejores alternativas para sentirse relajado, pero también existen técnicas especializadas para decir adiós al agotamiento, al estrés ocupacional y a los dolores de varias enfermedades musculares.

Terapia en el agua

¿Alguna vez ha escuchado usted la terapia Watsu?
Si es natural para usted este término sabe del placer, la relajación, la salud y bienestar que le proporciona.

Pero si no tiene idea de qué se trata, imagínese una piscina con la temperatura indicada para su cuerpo, musicoterapia, aromas a neroli y un profesional en fisioterapia que le brinda la opción de aliviar las dolencias de su cuerpo.

Sumérjase en la piscina y encuentre las mejores alternativas no sólo para ejercitar su corazón, sino todo su organismo.

combata estas enfermedades

  • Los problemas de ortopedia como lumbagos o hernias discales, escoliosis, problemas de columna, etc.
  • La artritis reumatoidea, fibromialgia, lupus eritematoso sistémico, artritis gotosa.
  • Las lesiones cerebrales, cuadraplejia, síndrome de down, escleriosis.
  • Los dolores pre y post de la gestación, que incluye dolores lumbares y edemas.
  • Los dolores agudos y lesiones de nervio periférico.
  • En la geriatría, las enfermedades de alzheimer, parkinson, desacondicionamiento físico, pérdida del  equilibrio, fuerza y coordinación.
  • El estrés ocupacional y las tensiones corporales agudas y crónicas.

LA VOZ DEL EXPERTO
Ómar Acevedo
Fisioterapeuta UIS

“En el agua se realiza cuatro veces más el ejercicio que se hace en tierra, ya que el cuerpo sólo pesa el 10 por ciento. En este tipo de terapias no se necesita saber nadar ya que las pacientes reciben adaptación al agua, se les entrega flotadores para el cuello y el abdomen.

Para los adultos mayores resulta ser una terapia bastante completa; lo mismo para las personas en estado de embarazo, ya que con el paso de los meses empiezan los edemas y lumbagos.

En la piscina, el agua les hace fuerza en las paredes, hay circulación y el edema cede, las embarazadas pueden descansar también su espalda, ya que con ayuda de una colchoneta pueden nadar boca abajo y tener esta posición que poco realizan durante el embarazo”.

¿Qué es watsu?

Es una terapia acuática manual en la que el practicante certificado provee masajes y suaves estiramientos en articulaciones y tejidos blandos en distintas posiciones del cuerpo, utilizando características del medio acuático como la temperatura, la flotabilidad y las presiones hidrostática e hidrodinámica logrando una relajación profunda y una sensación de bienestar.

¿Quiénes pueden acudir a terapias acuáticas?
Niños desde los 3 a los 12 meses, adultos mayores, incluso con problemas de parkinson, personas estresadas y no estresadas.

¿Cómo es su práctica?
Las sesiones se realizan de forma personalizada, después de una valoración realizada por un profesional experto en fisioterapia. De acuerdo al diagnóstico se establece el número de sesiones que por lo general se prolongan entre 45 a 60 minutos.

¿Dónde se puede practicar?
En la ciudad ya se encuentra un centro especializado en terapias acuáticas. Incluso cultores físicos en equipo con fisioterapeutas se encargan de realizar ejercicios y sesiones personalizadas.
 
terapia en niños y adultos

Los expertos indican que el ejercicio en el agua reduce la presión que se experimenta al soportar el peso en las articulaciones, ventaja para los adultos mayores que quieren mejorar su función cardio respiratoria y capacidad de trabajo físico. Aquellos con problemas musculares, problemas óseos, logran resultados debido a la reducción de peso en el agua, a la resistencia del agua en los movimientos, en la coordinación, el equilibrio y la buena actitud postural.

“El bebé en el agua se relaja, aprende nuevos movimientos, fortalece la musculatura y aprende a  controlar la respiración,  aspectos que contribuyen de forma importante en el desarrollo motor. El agua actúa sobre la conducta del niño, lo hace más independiente con tendencia a explorar más activamente el medio favoreciendo la socialización. El agua además tiene un efecto sedante que provoca un sueño apacible y abre el apetito”, expresó la fisioterapeuta, Rossana Salinas.

LISTA
Beneficios que logra en el agua

1 Relajación general
2 Disminución del dolor y el espasmo muscular
3 Aumento de la amplitud del movimiento articular
4 Fortalecimiento de músculos débiles
5 Reeducación de músculos paralizados
6 Mejora la circulación y el estado tónico de la piel
7 Mejora la percepción de la posición de las diferentes partes del cuerpo
8 Mejora la coordinación y el equilibrio
9 Mejora la
función pulmonar
10 Mejora la postura
11 Favorece la participación de grandes grupos musculares
12 Brinda mayor ánimo y confianza al paciente para la realización de los ejercicios
13 Favorece la marcha y otras actividades funcionales
14 Sensación de bienestar general

preguntas y respuestas
Rossana I. Salinas Velasco
Fisioterapeuta certificada en técnicas de relajación en Brasil.

¿Por qué nos relaja estar en el agua?
El soporte que ofrece el agua y el terapeuta, y la relajación a la que induce el agua templada, su ingravidez y flotación al disminuir el peso corporal  proporcionan una combinación ideal para relajar columna, articulaciones y musculatura, llevando a la persona a un estado de profunda relajación. Cada persona es única y cada momento diferente. Lo que cada persona saca en beneficio de una sesión acuática también es único.

¿Cuántas sesiones son recomendables? Para una persona sana que tenga estrés ocupacional, o que tenga una patología crónica  y haya recibido un tratamiento continuo de diez sesiones se recomienda como mínimo cuatro sesiones al mes y en el año las que desee según indicación médica por patología y el deseo de sentirse mejor.

¿Qué resultados o beneficios se perciben después de una sesión de terapia acuática?
Una persona  sumergida en la piscina, al hallarse en un estado de  ingravidez, puede experimentar un considerable alivio en sus dolores, al disminuir las presiones ocasionadas por la gravedad.

Cuando el agua está próxima a la temperatura del cuerpo, entre 35° y 37° C, el paciente se halla en un estado cercano a la neutralidad térmica, particularmente sedante con una acción sobre las contracturas musculares y resto de tensiones, relajando su parte física y mental.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad