Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

¿Es usted feliz? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-02 05:00:00

¿Es usted feliz?

Cada vez que aparece  la reiterada encuesta sobre la felicidad y registran a los colombianos entre los dos o tres más felices del mundo, confirmo que somos un pueblo nacido para ser engañado.
¿Es usted feliz?

La Felicidad no existe  si consideramos que es un estado de ánimo. Existen momentos felices y momentos infelices. Un balance continuo es imposible, un estado de desdicha es inevitable tanto como uno de gozo.

Cabría preguntarnos si existen placer y dolor, pero acaso ¿no hay quienes gozan con el sufrimiento? Pertenecemos a una cultura que ha despreciado al cuerpo y que genera culpa con las felicidades derivadas de los placeres obtenidos con él.  

Los bienes materiales se ha dicho que no necesariamente generan la felicidad. De hecho, conozco a un colega tan pobre que tan solo tiene dinero, y no parece ser feliz.

El hombre busca la felicidad y la mujer la espera, dijo Catalina en su ensayo  sobre la mujer. De otro lado, es imposible determinar un patrón que la produzca, pues lo que hará felices a algunos producirá desdicha en otros.

La edad también hace diferencias en la búsqueda de tal ilusión. Un joven se solaza en la aventura mientras un anciano se refugia en la costumbre.

Nadie tiene la capacidad por sí solo de  declararse feliz. Sería estúpido decir que mañana al levantarme  me sentiré feliz. No depende de mi voluntad, tampoco de mí mismo, pues los momentos de gozo se relacionan con los otros seres; ni siquiera se recibe o se da la felicidad, se permuta y puede que obedezca a la ley de  de la oferta y la demanda.

Hay seres que inútilmente buscan su felicidad pero requieren de hacer infelices a los demás. Otros que anidan su felicidad en la ignorancia o en la irresponsabilidad, y claro, nunca la consiguen pues lo inexistente no se alcanza. Es común el escape placentero en  la ebriedad o en la narcotización, pero un placer que se paga con displacer, no es placer.

¿Es usted feliz?  Yo sí, peguntándoselo. Sólo que dejaré de serlo con el punto que sigue.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad