3 mil barranqueños marcharon para que ‘el bien germine ya’ | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Oct 21 2017
21ºC
Actualizado 06:34 pm

3 mil barranqueños marcharon para que ‘el bien germine ya’ | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-21 00:15:12

3 mil barranqueños marcharon para que ‘el bien germine ya’

Hace siete años e igual número de meses, que los familiares del Intendente de la Policía Roberto Prada, barranqueño, se preguntan dónde está. Fue secuestrado por el frente 30 de las Farc, en Buenaventura (Valle del Cauca).
3 mil barranqueños marcharon para que ‘el bien germine ya’

A la fecha, sus captores no han enviado ni una sola prueba de supervivencia que mitigue en parte el dolor de la ausencia, una ausencia que ayer reclamaron con la fe y la esperanza que todavía se resisten a perder.

Con ellos, alrededor de 3 mil porteños salieron a la calle para exigirles a los actores armados, cualquiera sea su naturaleza, respeto por la dignidad humana, esa que en los dos últimos días se vio pisoteada con el asesinato de cuatro personas en la ciudad, una de ellas, una madre gestante menor de edad. Su bebé logró salvarse del hecho de sangre, pero deberá vivir en un país en el que la vida y la libertad, cada vez tienen menor valor.

 ¿Podrá una marcha mover el corazón de los malvados? La respuesta sigue siendo incierta. Lo que sí quedó claro es que los barranqueños, tan colombianos como el resto, se unieron al clamor nacional y dijeron no más secuestros, no más muertes, no más a cualquier acción que irrespete la vida.    
 
Para el comandante de la Policía de Magdalena Medio, Coronel Rafael Ernesto Rojas Guatibonza, el orden público en Barrancabermeja no es sólo un problema de las autoridades, también lo es, según él, de la población civil, que permanece indeferente. “No porque haya más Policía, hay más seguridad. Es necesario que la gente denuncie”.

Mientras que éste recalcó que los asesinatos en la ciudad son del orden selectivo, principalmente por ajustes de cuentas, el alcalde Carlos Alberto Contreras López instó a los locales a ser, usando la misma palabra, menos indiferentes. “Me duele ver cómo asesinan a alguien y la gente sigue como si nada hubiera pasado. Esta marcha debe ser una reiteración de nuestra independencia de los violentos”.

Aunque en menor cantidad, la convocatoria también se realizó en el Centro Popular Comercial. Allí, Gobierno Local, Fuerza Pública, Concejo y población civil se comprometieron a respetar cada uno de los cinco puntos del Manifiesto por la Paz y la Justicia Social: libertad, vida, derechos fundamentales y dignidad humana, no violencia activa, y confianza en las instituciones y la paz. La jornada se cerró en horas de la tarde, luego de que se realizó el concierto nacional, a cargo de los artistas locales.

La contramarcha

 Hace siete años e igual número de meses, que los familiares del Intendente de la Policía Roberto Prada, barranqueño, se preguntan dónde está. Fue secuestrado por el frente 30 de las Farc, en Buenaventura (Valle del Cauca).

A la fecha, sus captores no han enviado ni una sola prueba de supervivencia que mitigue en parte el dolor de la ausencia, una ausencia que ayer reclamaron con la fe y la esperanza que todavía se resisten a perder.

Con ellos, alrededor de 3 mil porteños salieron a la calle para exigirles a los actores armados, cualquiera sea su naturaleza, respeto por la dignidad humana, esa que en los dos últimos días se vio pisoteada con el asesinato de cuatro personas en la ciudad, una de ellas, una madre gestante menor de edad. Su bebé logró salvarse del hecho de sangre, pero deberá vivir en un país en el que la vida y la libertad, cada vez tienen menor valor.

 ¿Podrá una marcha mover el corazón de los malvados? La respuesta sigue siendo incierta. Lo que sí quedó claro es que los barranqueños, tan colombianos como el resto, se unieron al clamor nacional y dijeron no más secuestros, no más muertes, no más a cualquier acción que irrespete la vida.    
 
Para el comandante de la Policía de Magdalena Medio, Coronel Rafael Ernesto Rojas Guatibonza, el orden público en Barrancabermeja no es sólo un problema de las autoridades, también lo es, según él, de la población civil, que permanece indeferente. “No porque haya más Policía, hay más seguridad. Es necesario que la gente denuncie”.

Mientras que éste recalcó que los asesinatos en la ciudad son del orden selectivo, principalmente por ajustes de cuentas, el alcalde Carlos Alberto Contreras López instó a los locales a ser, usando la misma palabra, menos indiferentes. “Me duele ver cómo asesinan a alguien y la gente sigue como si nada hubiera pasado. Esta marcha debe ser una reiteración de nuestra independencia de los violentos”.

Aunque en menor cantidad, la convocatoria también se realizó en el Centro Popular Comercial. Allí, Gobierno Local, Fuerza Pública, Concejo y población civil se comprometieron a respetar cada uno de los cinco puntos del Manifiesto por la Paz y la Justicia Social: libertad, vida, derechos fundamentales y dignidad humana, no violencia activa, y confianza en las instituciones y la paz. La jornada se cerró en horas de la tarde, luego de que se realizó el concierto nacional, a cargo de los artistas locales.

La contramarcha
Las organizaciones sociales de Barrancabermeja y el Magdalena Medio, adscritas al Espacio de Trabajadoras y Trabajadores de Derechos Humanos, apelaron a la objeción de conciencia para no participar en la marcha de ayer.

Según expresaron, “la paz, en su proclama de libertad, no solo debe enfocar a las personas secuestradas, sino también a ese puñado de hombres y mujeres que desde que se levantan hasta que se acuestan, en cada rincón de Colombia, luchan por un país donde todos quepamos dignamente”.

En ese orden, tenían planeado realizar ayer una contramarcha, que comenzaría a las 3:00 p.m. y saldría del Parque Infantil.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad