Los homónimos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-05 05:00:00

Los homónimos

Los gemelos tienen dificultades porque amigos y enemigos los confunden. Hay algunos que difícilmente se pueden diferenciar, mientras otros tienen algún rasgo distintivo que los aleja de la confusión.
Los homónimos

Recuerdo que de los Mejía Amaya, dueños de Baterías MAC, dos hermanos son idénticos y la única persona que los podía distinguir era la madre. Años después cambiaron los rasgos y actualmente no tienen dificultades. De niños, conocimos una leyenda que fue muy famosa, “Los Hermanos Corzo”, que hizo la delicia de los infantes de otras épocas. De todas maneras, estas similitudes traen problemas, a veces difíciles de solucionar.

Caso parecido es el de los homónimos. Hace poco en Séptimo Día presentaron un programa basado en la tragedia de un habitante de Bogotá, panadero de profesión, quien fue confundido con otro personaje con su mismo nombre y ya lleva más de un año detenido por la confusión. El caso fue que ocurrió un asesinato y el victimario tenía el mismo nombre del panadero. Por más ruegos de él y de su familia, no ha sido posible desenrollar el lío y el pobre ciudadano sufre los rigores de una dura prisión.

Mi padre fue una persona que casi nunca se equivocaba pero cuando decidió en la pila bautismal cuál debía ser mi nombre, hoy pienso que cometió un gravísimo error. Él pensó que el nombre Eduardo era muy común en la familia, porque un antepasado fue muy poderoso y varios descendientes de él ostentan el famoso nombre. Alejandro no era posible porque ya el ilustre tribuno era famoso en toda la geografía nacional. Entonces pensó que mi nombre no existiría en la familia y que sería muy escaso en nuestra región. Pero ocurre que tengo varios homónimos. Hace algunos años embargaron un bien de mi propiedad por la separación de un distinguido comerciante que tenía mi nombre y mis apellidos.

Igualmente, por el mismo homónimo, en virtud de un accidente de tránsito, otro bien en común y pro indiviso con mis familiares recibió los efectos de las medidas preventivas.  

Hoy, a la hora de nona, mis amigos de Vanguardia por una triste equivocación publicaron mi último artículo con la fotografía de Gustavo Galvis Hernández,  distinguido ingeniero oriundo de Oiba, mi amigo personal, quien siempre ha mostrado unos rasgos muy distintos a los de este columnista. En consecuencia, tendré que estar siempre alerta de mis homónimos para evitar estas graves confusiones que pueden derivar en problemas que me afecten profundamente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad