El procedimiento de elección del Procurador | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
23ºC
Actualizado 05:50 pm

El procedimiento de elección del Procurador | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-06 05:00:00

El procedimiento de elección del Procurador

El procedimiento de elección del Procurador

Más allá del perfil que tenga cada uno de los aspirantes a dicha dignidad, tema que tiene copada la atención de la opinión pública, se ha puesto en evidencia que es necesario reformar la Constitución, pues el actual sistema de elección de Procurador está anegado de defectos y vicios.

Es desacertado que sea el Congreso de la República, bien a través de una de sus dos Cámaras o bien por ambas, la corporación que elija al Procurador ya que es éste el funcionario que vigila, controla e investiga a los congresistas en las faltas disciplinarias en que incurran como parlamentarios. Así, en la Colombia del siglo XXI, el Senado elige a aquel que lo controla e investiga. Eso rompe con toda consideración ética, jurídica y de inteligencia y convierte a algo tan técnico como la Procuraduría en una fuente de repartija burocrática y pago de favores.

Es atinada la crítica unánime que hacen los periodistas y los formadores de opinión ciudadana a través de los medios de comunicación, cuando afirman que es antidemocrático el que los nombres de quienes integran la terna de candidatos no se conozca en forma simultánea, pues ello se ha prestado para todo lo que en esta oportunidad se está viviendo, cuando el nombre de un candidato se conoció desde hace dos meses mientras el candidato del Presidente solo salió a la luz el pasado lunes.

Lo anterior permite que la elección de tan importante funcionario se convierta en un tinglado para la politiquería.

Así, es lo más indicado que tampoco el Presidente de la República intervenga en la elección de Procurador General de la Nación ya que este es el funcionario que  vigila y controla la forma como el primer mandatario ejerce las funciones propias de su cargo.

Lo grave no es que las normas muestren debilidades, lo preocupante es que una vez ello ocurra las leyes no se reformen para enmendar sus fallas.

Cuando ello sucede, la seriedad del país está sometida a  una prueba ácida: o son sensatos sus dirigentes y gobernantes y reforman lo que sea menester, o se pone de presente que se tienen  instituciones y procedimientos dignos de una republiqueta y no de un Estado Nación serio y pujante.

Sería mucho menos polémico y sonrojante el que el Procurador sea elegido por las altas Cortes, de candidatos que cada una de ellas señale, en vista de que así la cabeza del más importante órgano de control, sería más independiente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad