Publicidad
Publicidad
Jue Sep 29 2016
18ºC
Actualizado 09:22 pm

Ríos humanos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-21 05:00:00

Ríos humanos

Las calles de Bucaramanga, de Bogotá, de ciudades y pueblos de Colombia, parecieron insuficientes para recibir el inmenso caudal de  ríos humanos que, sin excepción, clamaron por la libertad de todos los secuestrados y exigieron que una práctica tan cruel e inhumana como es el secuestro desapareciera para siempre de nuestra nación.
Ríos humanos

No se entender√≠a que un clamor tan un√°nime -podr√≠a decirse que una s√ļplica tan generalizada- no fuera escuchado por quienes haciendo gala de sentimientos que ni siquiera podr√≠an compararse con los de las especies animales m√°s feroces, han hecho de ella su forma de enriquecimiento o de presi√≥n pol√≠tica.

Imposible calcular el n√ļmero de personas que se unieron a las dos marchas bumanguesas, a su culminaci√≥n en la plaza Luis Carlos Gal√°n Sarmiento o a las innumerables manifestaciones realizadas en todo el pa√≠s; lo que no admite la menor duda es que Colombia entera se sinti√≥ comprometida por tan noble causa y, en un inmenso gesto de solidaridad, se hizo sentir en los espacios p√ļblicos con los gritos de ¬ďNo m√°s secuestros¬Ē, ¬ďLib√©renlos ya¬Ē, o consignas por el estilo que claramente expresaban un repudio total a la ignominia que significa la privaci√≥n injusta de la libertad.

Otra expresión fehaciente de lo que es Colombia, en términos de su cultura y de su  civismo fue la realización de incontables conciertos musicales a lo largo y ancho del país. Desde Leticia hasta la Guajira; desde Chocó hasta Guainía se escucharon las voces de Shakira, Vives, Cabas y de muchos otros artistas no tan famosos, pero igualmente henchidos de orgullo patrio.

Especial menci√≥n hay que hacer de coros infantiles, acompa√Īados de agrupaciones musicales que en las m√°s ignoradas poblaciones se unieron al coro de quienes claman por la instauraci√≥n definitiva de la paz.

As√≠ mismo, en una manifestaci√≥n inconfundible de integraci√≥n regional, los presidentes de Brasil, Per√ļ y Colombia se reunieron en la zona de fronteras y conmemoraron un nuevo aniversario de nuestro grito de independencia.

El simbolismo que ello implica es de gran importancia, puesto que est√° diciendo a viva voz que Colombia merece especial consideraci√≥n de¬†muchos pa√≠ses que, como Francia, Estados Unidos, Espa√Īa, y muchos otros -91 ciudades en 44 pa√≠ses de Am√©rica, Europa, Asia y Ocean√≠a- conocen nuestra problem√°tica y se adhieren al deseo de que se solucione en forma definitiva.

Ahora que se est√°n presentando tales manifestaciones de fervor, cuando todav√≠a se est√° celebrando el √©xito de la impecable operaci√≥n ¬ďJaque¬Ē, que puso en evidencia el actual desequilibrio de fuerzas entre la subversi√≥n y la legitimidad gubernamental; cuando una gran parte del mundo se une a nuestro clamor; cuando la figura de √ćngrid Betancourt se ha proyectado a dimensiones que todav√≠a no podemos dimensionar cabalmente, ahora, y sin mayores dilaciones, es el momento preciso para llegar a un acuerdo nacional en el que se sienten las bases para un futuro nacional promisorio.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad