¡Qué amiguitos! | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-21 02:33:34

¡Qué amiguitos!

La información fue ridícula: El directorio Liberal llamó a cuentas a Serpa. Pero el gobernador, como a los lobos disfrazados en plena fechoría, no solamente no les dio la lana por la que venían, sino que los dejó trasquilados.
¡Qué amiguitos!

Hugo Serrano, su protegido Carlos Ib√°√Īez y unos personajillos de m√≠nima cuant√≠a, crey√©ndose voceros del liberalismo por autorizaci√≥n del pomposo senador, dieron rienda suelta a una actitud desafiante, rencorosa, irrespetuosa y grosera contra el gobernador de Santander.

Pelaron el cobre con sus exigencias y juicios. Para ellos, posesionarse y empezar a gobernar es aplicar a fondo la n√≥mina, la contrataci√≥n y el presupuesto p√ļblico en politiquer√≠a y corrupci√≥n entreg√°ndoselos a una clientela electorera y hambrienta del patrimonio p√ļblico.

Con suficiencia y pose de jefes dicen: ¬ďEs que Horacio debe aprender de Hugo Aguilar, que s√≠ es amigo de sus amigos¬Ē.

Ellos no son el Partido Liberal, ni nos representan.

Ni m√°s faltaba. Bastaron siete meses para quedarse sin caretas. Bueno es recordar que despu√©s de sacarles provecho e incumplir los acuerdos con la Confederaci√≥n Liberal y de traicionar a sus jefes Tiberio Villarreal y Rodolfo Gonz√°lez y hasta de pedir perd√≥n p√ļblico por haberlos tenido de amigos, ahora Hugo Serrano ofrece quitarse una mano para no aceptarle la renuncia a Serpa. Deber√≠a de darle verg√ľenza su actuar.

Se le olvida que Serpa lo recogi√≥ del pavimento, lo llev√≥ de nuevo al Congreso, le entreg√≥ un movimiento mayoritario y poderoso y un partido vigoroso y victorioso y que, a cambio, con los a√Īos, no solamente no le pudo devolver el movimiento, sino que el partido se lo regres√≥ destrozado y derrotado.

Con Carlos Ib√°√Īez pas√≥ lo mismo. Despu√©s de traicionar a Gustavo Duarte Alem√°n, Serpa lo acogi√≥, lo hizo concejal de la ciudad, secretario de la Procuradur√≠a, asesor del Ministerio de Gobierno, gerente de Empresas P√ļblicas y alcalde de la ciudad, favores que le pag√≥ dejando una estela de mala reputaci√≥n que afect√≥ considerablemente la imagen del hoy gobernador.

No contento con eso, lo traicion√≥, se volvi√≥ uribista para conseguir un contrato en el Ministerio de la Protecci√≥n Social, en la Supersalud y un empleo en Cajanal, pero cuando lo sacaron por razones que a√ļn no ha podido explicar, ahora regresa a pedirle, junto al senador de marras, cuentas a Serpa.

Qu√© atrevidos. Se creen, adem√°s, que ellos eligieron al gobernador. Si el candidato hubiere sido Hugo Serrano o cualquiera de sus compinches como Carlos Ib√°√Īez, Jorge G√≥mez Villamizar o Luis Francisco Boh√≥rquez, o todos juntos a la vez, Didier Tavera los hubiera derrotado 90 a 10.

¬†Y, a√ļn as√≠, insisten en que Serpa es gobernador por ellos. Qu√© amiguitos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad