Dom Dic 11 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

¬°Alerta!, llegaron las superbacterias | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-08 05:00:00

¬°Alerta!, llegaron las superbacterias

En 2005, un entrenador de capoeira de Bogot√° tuvo un golpe leve en el muslo. Aunque parec√≠a algo sin importancia, en 24 horas la lesi√≥n se convirti√≥ en una infecci√≥n de la piel llamada fascitis necrotizante, que se come los tejidos. Carlos √Ālvarez, el infect√≥logo que lo atendi√≥, recuerda que el paciente fue internado en la unidad de cuidados intensivos en donde le quitaron la piel de los genitales, las piernas, los gl√ļteos y la espalda para salvarle la vida.
¬°Alerta!, llegaron las superbacterias

Se recuper√≥, pero debi√≥ someterse a injertos de piel. La causante de tanta destrucci√≥n en un joven sano de 19 a√Īos fue una bacteria llamada staphylococcus aureus o estafilococo dorado, la m√°s com√ļn de las llamadas superbacterias.

Todas las personas la tienen en la piel, donde habita generalmente en la nariz, las axilas y el perineo. El problema es que mutan permanentemente, por lo que han logrado una increíble capacidad de adaptación y resistencia.  

¬†¬ďEsto es Darwin en su m√°xima expresi√≥n. La capacidad que tienen para adquirir genes las hacen unas grandes sobrevivientes¬Ē dice C√©sar Arias, infect√≥logo de la Universidad de Texas y quien ha estado al frente de las investigaciones en Colombia. Existen otras bacterias que han creado resistencia, pero por su virulencia y facilidad de transmisi√≥n, el estafilococo dorado es la que causa m√°s preocupaci√≥n.

Los casos

Con el caso de 2005 y otro ocurrido meses después, también en Bogotá, se oficializó la presencia de esta superbacteria en el país.

En Colombia a√ļn faltan investigaciones m√°s profundas para conocer el n√ļmero real de casos, pero una pista de que est√° bastante extendida es que la han encontrado siempre que la han buscado. Un equipo de cient√≠ficos que trabaja en una red nacional de resistencia antibi√≥tica encontr√≥ casos similares en Villavicencio, Cali, Cartagena, Bucaramanga e Ibagu√©, entre otros. ¬†
En Cartagena, por ejemplo, el infect√≥logo Wilfrido Coronell, del Hospital Bocagrande, dice que vio el primer caso en diciembre de 2007. ¬ďEra un ni√Īo de 18 meses que tuvo infecciones en piel y tejidos blandos. Tuvo abscesos y despu√©s present√≥ una neumon√≠a necrotizante y meningitis¬Ē.

El peque√Īo no muri√≥, pero termin√≥ con graves secuelas neurol√≥gicas y hoy se encuentra en estado vegetativo. Seg√ļn Coronell, hasta el momento ha tenido 14 casos de ni√Īos infectados, dos de los cuales murieron en menos de 36 horas. La semana pasada un ni√Īo de 8 a√Īos estaba hospitalizado por esta causa. ¬ďEste paciente ingres√≥ con fiebre y lesiones en la piel. Presentaba dolor e inflamaci√≥n en la rodilla izquierda sin haber tenido un trauma previo¬Ē, dice Coronell. Encontraron la bacteria en su sangre y al cierre de esta edici√≥n, despu√©s de tres operaciones, continuaba en la unidad de cuidados intensivos con pron√≥stico reservado.

En Cali, Ernesto Mart√≠nez, presidente de la Asociaci√≥n Colombiana de Infectolog√≠a, asegura que la situaci√≥n es frecuente tanto en ni√Īos como en adultos y sostiene que en los √ļltimos tres a√Īos se le ha muerto por lo menos una docena de pacientes por esta causa.

¬ďY no eran ancianos ni diab√©ticos, sino gente joven y sana¬Ē. Por eso es enf√°tico en decir que en el pa√≠s ¬ďno estamos hablando de casos aislados, sino de un problema epidemiol√≥gico importante. Se necesita hacer investigaci√≥n para saber qu√© factores contribuyen en Colombia a diseminarla¬Ē. ¬†

Lo que m√°s intriga a los expertos es que ac√° est√° atacando el mismo clon que desde 1997 causa estragos en Estados Unidos y que se conoce como USA300. Se cree que puede deberse a la relaci√≥n que sostienen los dos pa√≠ses, en la que hay un gran n√ļmero de emigrantes y contingentes militares yendo y viniendo, pero todav√≠a no se tiene certeza. El doctor Arias, quien hace unas semanas public√≥ un art√≠culo sobre el caso colombiano en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine, sostiene que ¬ďuna infecci√≥n que antes era f√°cil de tratar, ahora es muy dif√≠cil y los pacientes se est√°n muriendo frente a nosotros¬Ē.

En los hospitales el fen√≥meno de la resistencia bacteriana se empez√≥ a ver desde los a√Īos 60, pero en la √ļltima d√©cada la situaci√≥n ha cambiado. ¬ďGeneralmente las bacterias que una persona adquiere en el hospital est√°n, por decirlo de alg√ļn modo, ¬Ďtoreadas¬í porque aparecen en pacientes a los que se les dan muchos antibi√≥ticos. Por eso all√≠ es donde m√°s resistencia antibi√≥tica se ve. Pero desde hace algunos a√Īos esta bacteria comenz√≥ a propagarse dentro de la comunidad¬Ē, explica Arias. Hasta ahora no se sabe muy bien c√≥mo est√°n pasando de una persona a otra, pero s√≠ se sabe que una causa de la mutaci√≥n es usar mal los antibi√≥ticos. En muchas partes su venta es libre, la gente se automedica y no sigue el tratamiento al pie de la letra. ¬†

La historia de USA300

En Estados Unidos, la historia de la USA300, cepa resistente a la meticilina (conocida en Colombia como resistente a la Oxacilina), empez√≥ a finales de la d√©cada de los 90. De 1997 a 1999 cuatro ni√Īos murieron en Minnessota y Dakota del Norte y despu√©s se reportaron casos en todo el pa√≠s.

Siguieron militares, ni√Īos de colegio, jugadores de f√ļtbol americano, damnificados del hurac√°n Katrina y b√°sicamente cualquier persona. En 2006, el centro para el control y la prevenci√≥n de enfermedades de ese pa√≠s calcul√≥ en 19.000 las muertes causadas por esta bacteria y en 105.000 las infecciones.

Síntomas

Todo puede comenzar con un peque√Īo punto en la piel, similar a una picadura, que cada vez se va haciendo m√°s rojo. Despu√©s el paciente sufre de fiebre y en menos de 20 horas desarrolla una infecci√≥n severa. Empieza a toser (sangre en ocasiones), se le dificulta respirar, termina con una neumon√≠a y en los peores casos necrosis en los pulmones y la piel. Tambi√©n puede aparecer como for√ļnculos muy contagiosos, similares a barros infectados, en varias partes del cuerpo.

 La infección puede pasar a los huesos y las articulaciones y lo más grave es cuando el microorganismo se infiltra en la sangre. Una vez allí, puede alojarse en cualquier parte del cuerpo. Esos son los cuadros que se repiten tanto en Estados Unidos como en Colombia.  

Lo peor es que la batalla se est√° perdiendo. Las farmac√©uticas se demoran entre cinco y nueve a√Īos para sacar nuevos antibi√≥ticos y en Estados Unidos las regulaciones de la Food and Drugs Administration (FDA) son tan complejas, que muchas han abandonado la investigaci√≥n en esa √°rea. Pero tener la infecci√≥n no significa que la persona se va a morir irremediablemente, ya que cada organismo responde de manera diferente y un diagn√≥stico temprano puede salvar vidas.

¬†Por eso, el mensaje para la comunidad m√©dica es que se informe de los s√≠ntomas y sospeche de cualquier infecci√≥n severa en la piel o los tejidos blandos acompa√Īada de neumon√≠a. ¬†

Cuando un m√©dico responde como C√©sar Arias, que lo primero que se debe hacer es ¬ďrezar mucho¬Ē, muestra lo grave que es la situaci√≥n. Por el momento, las recomendaciones son usar adecuadamente los antibi√≥ticos y lavarse las manos constantemente para que esta ¬ďbola de nieve¬Ē, como la llama Coronell, no siga creciendo.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad