Una lección por aprender | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-08 05:00:00

Una lección por aprender

No deja de crecer la incertidumbre social generada por la crisis de DMG y diariamente aparecen nuevas implicaciones que precipitan con su estigma las m√°s variadas reacciones que van desde el desconcierto, hasta los ayunos del Gobernador de Nari√Īo, as√≠ como las inesperadas repercusiones en la pol√≠tica nacional.
Una lección por aprender

El reciente art√≠culo del analista Iv√°n Gonz√°lez en la Revista Digital Raz√≥n P√ļblica, apunta con pedag√≥gico inter√©s al esclarecimiento de la l√≥gica en la cual se sustentaba este audaz ejercicio que era una combinaci√≥n de los principios de una pir√°mide especulativa convencional, m√°s la aplicaci√≥n del multilevel Marketing MLM, apoyado eficientemente en publicidad boca a boca y en la gratuidad de la fuerza de ventas, m√°s un componente de lavado al convertir d√≥lares a pesos, al parecer por la v√≠a del contrabando o de la compra a proveedores de fuera del pa√≠s y, finalmente, un eficiente aprovechamiento del efectivo.

Si se mira el negocio con cuidado y desprevenci√≥n, se aprecia que fue fraguado astutamente entre los resquicios legales, y que no est√° clara la soluci√≥n a tama√Īo problema. Algo ayudar√≠a la ley de alivio a los morosos, en tr√°mite en el Congreso, y aunque el Fiscal General de la Naci√≥n ha planteado la posibilidad de recurrir al Principio de Oportunidad, previsto en el C√≥digo de Procedimiento Penal, si se lograra la reparaci√≥n de las v√≠ctimas a partir de la entrega de los dineros por parte de los responsables, es incierta su aplicaci√≥n por la impunidad que se generar√≠a y, adem√°s, su definici√≥n es competencia del Juez de Control de Garant√≠as.

La propia desmesura de las ambiciones y la proclividad hacia lo f√°cil, ha puesto sobre el tapete, nuevamente, la evidencia de que algo anda mal en nuestra sociedad, y no se puede reducir el caso simplemente a la ingenuidad de unos y a la habilidad de los otros. Tambi√©n, que es preciso crear las instancias apropiadas para estimular el ahorro y una rentabilidad adecuada a las peque√Īas sumas de dinero que maneja la mayor√≠a de nuestra poblaci√≥n, que nunca ha sido motivo de inter√©s para el sistema bancario nacional, concentrado solamente en el crecimiento de su rentabilidad y con unos servicios exageradamente costosos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad