Publicidad
Dom Feb 26 2017
21ºC
Actualizado 10:02 pm

La Declaración Universal de los Derechos Humanos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-09 05:00:00

La Declaración Universal de los Derechos Humanos

El 10 de diciembre de 1948, mañana hará 60 años, la Asamblea General de la ONU expidió la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuerpo de normas que contiene el conjunto de derechos que el hombre como especie tiene por el mero hecho de serlo, los que son inherentes a la persona y se consideran imprescriptibles y fuera del alcance de cualquier poder político. Tal Declaración busca lograr el respeto, la promoción y defensa de los Derechos Humanos a todo lo largo y ancho del mundo.
La Declaración Universal de los Derechos Humanos

¿Pero acaso tal Declaración, que contiene un conjunto de derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, que desarrollan tres grandes valores: la seguridad, la libertad y la igualdad, ha logrado su cometido?

¿Podemos acaso decir que ellos no solo fueron una buena intención sino que le han permitido al mundo ser más humano?
¿Acaso el derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de la persona humana, el que el hombre no debe vivir sometido a la esclavitud, ni ser castigado en forma inhumana y degradante, ni ser torturado y que todos deben ser iguales ante la Ley, o el que no debe nadie ser encarcelado o desterrado por el capricho de una autoridad, se aplican en el mundo?

Desafortunadamente entre 1948 y hoy no hay un conjunto de derechos que haya sido más violentado a nivel internacional que los enumerados. Y no solo en regiones que son escenarios de guerras (in ternas o externas) como Somalia e Iraq, sino en países considerados como desarrollados, adalides de la defensa de los Derechos Humanos, como E.U. (el Guantánamo de hoy y las prisiones secretas de la CIA en Europa).

Es decir, aún el ser humano no ha logrado entender qué significan los Derechos Humanos y, además, en el interior de la mayoría de los países no hay la estructura, ni la instrucción necesarias para volverlos realidad.

Y ese laberinto que es el mundo de hoy tiene una arista muy grave: ha surgido el germen de la negación del Estado Nación. Los estudiosos conocen este fenómeno como “somalización” y es el impulso que en el África y del Medio Oriente han tomado grupos radicales que no aceptan la idea de Estado Nación, ni la de respeto a los Derechos Humanos.

¿Ejemplos? Desafortunadamente aumentan con el paso de los días. Los señores de la guerra en Somalia que acabaron su país como Estado Nación y se financian con métodos tales como la moderna piratería de los mares; el Hezbolá del Líbano; el grupo Hamas de Palestina; el ejército Madhi en Iraq; los talibanes en Afganistán; los movimientos separatistas de Pakistán. Y no son los únicos.

Así, a los derechos y libertades contenidos en la Declaración de los Derechos Humanos les falta mucho por recorrer, su lucha es cada día más compleja y su contenido es cada vez más huérfano de un mañana claro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad