Salario mínimo, en la máquina del tiempo | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 09:41 pm

Salario mínimo, en la máquina del tiempo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-10 05:00:00

Salario mínimo, en la máquina del tiempo

Una de las contradicciones más grandes en un país que de por sí se destaca en el ámbito mundial por ser el campeón de las mismas, es la que se da todos los años con puntualidad suiza, con la definición del aumento del salario mínimo.
Salario mínimo, en la máquina del tiempo

Y es que todos los diciembres, sin falta, se enfrentan trabajadores y gobierno, cada uno con sus argumentos, para determinar el porcentaje de incremento del mismo.

En la esquina oficial, la tesis que siempre predomina es la de que no se puede subir demasiado el sueldo mínimo legal porque el país pierde competitividad frente a las economías foráneas, reflexión que es contrapuesta por las clases trabajadoras con el argumento de que la inflación socava inexorablemente unos ingresos de por sí son bastante bajos. La faena termina el día que el Estado fija el mínimo por decreto.

Sin embargo, este año la discusión es un poco diferente. Y lo es, lamentablemente, porque la situación es peor que en épocas anteriores.

Para comenzar, los estudios más recientes publicados esta semana evidencian que en materia de poder adquisitivo, el salario mínimo retrocedió en el tiempo y hoy, a finales del 2008, compra lo mismo que podía en el año 2000.

En otras palabras, ha sufrido un retroceso más que evidente por cuenta de las alzas de precios de los últimos doce meses que se situaron muy por encima de la meta fijada por el Banco de la República a principios del año.

Pero hay otro hecho que termina de complicar las cosas y su protagonista principal, es el Gobierno.

Es que a una situación que como ya se dijo es bastante contradictoria por no decir irónica, hay que sumarle el hábito de las empresas y bienes cuyos precios son controlados por el Estado, de aumentar sus valores de venta muy por encima de las metas fijadas por el propio Emisor.

Los servicios públicos son apenas un ejemplo, que se ve reforzado por productos como la gasolina, que en la mayoría del globo terráqueo ya bajó como consecuencia de la caída del barril de petróleo, con excepción de Colombia.

Para ponerlo en pocas palabras, el Gobierno es el primero que predica pero no aplica en materia de contención de precios. Es el primero que exige que el salario mínimo no suba demasiado porque el país pierde competitividad, cuando durante los doce meses anteriores lo único que ha hecho mediante políticas contradictorias es carcomer los ingresos de los más necesitados.

Los recursos de las clases más pobres, que son básicamente los de subsistencia, no pueden seguirse deteriorando sobre todo si es cierta la voluntad de mejorar sus condiciones de vida o es más, alcanzar alguna vez índices de seguridad medianamente razonables.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad