Publicidad
Jue Jun 29 2017
20ºC
Actualizado 06:30 am

La malla vial de Bucaramanga | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-12 05:00:00

La malla vial de Bucaramanga

En días pasados Vanguardia Liberal publicó un trabajo periodístico que puso el dedo en una de las más preocupantes y lacerantes  llagas que tiene la Bucaramanga de nuestros días: el estado de su malla vial.
La malla vial de Bucaramanga

Es cierto que el asunto no es de ahora, que el deterioro que muestra el pavimento que recubre las vías vehiculares de la ciudad viene de tiempo atrás y que no se puede inculpar a la administración Vargas Mendoza de tal estado de cosas, pero lo que si Bucaramanga y todos los que habitan en ella exigen de quienes actualmente la administran es que diseñen y pongan en ejecución un serio trabajo a este respecto.

El pésimo estado del pavimento de las calles de la ciudad es consecuencia de la falta de acción de las administraciones que hemos tenido a lo largo de los últimos 20 años. Ello es producto del inmediatismo de nuestros Alcaldes, quienes solo llevan a cabo aquellas obras que producen mucho bullicio para mantener un alto nivel de aceptación en la comunidad y el resto, es decir, aquellas obras que demandan trabajo, altas inversiones y no permiten hacer mucho ruido, las dejan para que el Alcalde subsiguiente sea quien busque solucionar el problema. Y así ha ocurrido en el caso de los últimos seis alcaldes. ¿El resultado? La crisis que vivimos, que exige una cuantiosa inversión.

Los últimos cinco Alcaldes solo han aplicado baños de agua tibia a la recuperación de la malla vial. Por ello su deterioro ha avanzado en proporciones alarmantes, llegando al estado lamentable en que hoy se encuentra.

Los huecos que hay actualmente en las vías vehiculares son muchos y están a lo largo y ancho de toda la malla vial bumanguesa. Ellos provocan deterioro a los automotores, hacen más lento el tránsito automotor, dificultan el transporte, lo encarecen, son causantes de accidentes y dan un pésimo aspecto a la ciudad.

Solucionar tal estado de cosas exige mucho dinero y voluntad política. ¿Solucionaremos algo tan crítico como el pésimo estado de la malla vial?
El arreglo del pavimento de las vías de la ciudad es algo que piden a gritos todos los bumangueses. No llevar a cabo tal tarea es generar malestar en la ciudadanía y hacer que el problema llegue a dimensiones y costos inalcanzables.

A principios del siglo XXI vive Bucaramanga un drama: una de las fuentes más importantes de ingresos y progreso de una ciudad como la nuestra es el ser destino turístico. Nuestra capital no lo es. No es polo de atracción para ello. El buscar hacer la cara de nuestra ciudad más amable para que llegue a ser polo de atracción turística, exige el arreglar la malla vial. La ciudadanía y los automovilistas pagan los impuestos. Corresponde a quienes administran la cosa pública el destinar el dinero que fuere menester para cambiar esta vergonzosa cara bumanguesa.      

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad